Grupo opositor dice que Ortega pretende cerrar puertas a un proceso cívico
Nicaragua/ Foto: Cortesía

Un hermano del obispo de la diócesis de Granada en Nicaragua, Jorge Solórzano, fue asesinado este lunes de varios disparos en plena vía pública, un suceso que causó conmoción en el país centroamericano, donde el Episcopado es un crítico del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

Diego Solórzano, de 75 años de edad, fue asesinado frente a la empresa que dirigía, en el oeste de Managua, mientras todavía estaba al volante de su camioneta, “cuando dos sujetos que se desplazaban a bordo de una motocicleta le dispararon”, informó la Policía Nacional.

Trabajadores de la empresa debieron romper el cristal trasero de la camioneta para sacar a la víctima y trasladarla a un hospital, donde murió minutos después, relataron los testigos, quienes dijeron desconocer las razones del crimen.

La Policía nicaragüense relacionó con el caso de Solórzano a un hombre identificado como Henry Gutiérrez, de quien divulgó una fotografía y pidió información sobre su paradero.

Nicaragua era considerada uno de los países más seguros de Latinoamérica hasta abril de 2018, cuando multitudinarias manifestaciones antigubernamentales fueron reducidas con ataques armados, ejecutados por policías y civiles armados, que dejaron cientos de presos, muertos o desaparecidos.

Desde entonces, los crímenes con disparos en plena vía se dan con cierta frecuencia. El más reciente fue el caso de un ciudadano de origen cubano, asesinado a tiros mientras compraba comida en una calle del oeste de Managua en la víspera de Navidad recién pasada.

“Trabajamos para evitar esa violencia producto de la delincuencia”, dijo la esposa Ortega, vicepresidenta Rosario Murillo, quien lamentó lo ocurrido.

Hasta ahora el caso no ha sido relacionado con las agresiones sufridas por la Iglesia Católica desde el estallido social de 2018, en el que la mayoría de obispos y sacerdotes dieron refugio a los manifestantes que escapaban de los ataques armados, y por lo cual Ortega calificó al Episcopado de “golpista”.

Dicha calificación desató una ola de agresiones a sacerdotes y profanaciones a templos católicos que han llamado la atención del papa Francisco.

El clero de Nicaragua, encabezado por el cardenal Leopoldo Brenes, envió su “cercanía, apoyo, condolencias y oración”, al obispo Solórzano.

Expertos en seguridad, organizaciones opositoras y feministas, han señalado que el aumento de la delincuencia en Nicaragua se debe a que supuestamente el Gobierno utiliza a la Policía para perseguir a la disidencia, con lo cual estaría descuidando la seguridad ciudadana.

El Gobierno de Nicaragua, que considera a los opositores como responsables de “crímenes de odio”, ha advertido en que no hará cambios en su estrategia de seguridad. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.