(Foto: referencial.)
COMPARTE

Julio César Morales Suárez, mototaxista, de 34 años, fue asesinado de cinco disparos por haberle cobrado a un sujeto el dinero que le entregó para que le consiguiera un repuesto. El hecho ocurrió la noche del sábado en el sector La Capilla, parte baja de Carapita, parroquia Antímano.

Morales fue funcionario de la Policía de Caracas, luego trabajó como escolta en la Procter & Gamble, y quedó cesante debido a que la empresa redujo personal como consecuencia de la crisis económica.

Para sostener a su familia trabajaba de mototaxista. Hace varios días le entregó una cantidad de dinero a un sujeto del barrio que le ofreció conseguirle un repuesto, pero el hombre se apropió de la plata y no entregó el repuesto.

Morales le había reclamado varias veces y el hombre acudió el sábado a las 8 de la noche acompañado por otro individuo, el ex policía salió a atenderlo y discutieron. Morales le dijo que no discutía más,  quería su dinero y se volteó. Cuando caminaba hacia su casa recibió tres tiros por la espalda, cayó al pavimento y fue rematado con dos balazos más en el pecho.

Al escuchar las detonaciones la esposa de Morales salió y lo trasladó al hospital Pérez Carreño donde murió mientras era intervenido.

Julio Morales era mayor de tres hermanos, y dejó una hija de 15 años.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.