Ramón Celestino Hernández Figueroa, gandolero, de 41 años, fue baleado dentro de su casa, en presencia de su esposa y sus cuatro hijos menores. Ella y dos de los muchachos resultaron heridos.

El hecho se registró el domingo entre 8 y 9 de la noche en el sector El Roble, kilómetro 15, Mariches, carretera  Petare-Santa Lucía.

Los delincuentes llegaron encapuchados, violentaron la puerta y entraron para sorprender a la familia que estaba reunida.

Se presume que llegaron a  robar, encontraron resistencia y le dispararon a sus victimas.

Hernández recibió un tiro en el cuello, la esposa fue baleada en la pierna derecha, el hijo de 17 años en la pierna izquierda y el de 9 años en el brazo izquierdo.

Una vez que se fueron los delincuentes salieron los vecinos a ayudar a la familia, trasladaron a los heridos al hospital Domingo Luciani de El Llanito, donde fueron atendidos.

Hernández fue operado y murió a las 3 de la madrugada del lunes. Los heridos están fuera de peligro. El trabajador era padre de seis hijos, la mayor tiene 23 años y el menor es de 10 meses.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.