(Foto Referencial)
COMPARTE

 

Una cortadura en el cuello con un pico de botella que le cercenó la yugular acabó con la vida de Cristian Matos Lince, joven bachiller, de 19 años, quien transitaba por el bulevar de Sabana Grande la tarde del sábado, mientras por la ruta se desplazaban otros peatones y personas que retornaban de la marcha opositora que había sido reprimida en Chacaíto.

Cristian trabajaba de 2 a 8 de la noche en un call center de Altamira yen las mañanas era asistente de su madre en un negocio en Sabana Grande, mientras iniciaba sus estudios de informática. El sábado a las 4 de la tarde se cayó el sistema en el call center y a los jóvenes operadores les permitieron retirarse a sus domicilios.

Cristian vivía en La Pastora, con sus padres y era hijo único. Las estaciones del Metro estaban cerradas y el transporte público, abarrotado. Con sus compañeros de trabajo el joven se vino caminando hacia el centro.

A través del bulevar de Sabana Grande se aproximaban a Plaza Venezuela, cuando surgió un problema, porque unas personas estaban golpeando las puertas santamarias que los comerciantes mantenían cerradas por prevención y unos jóvenes que regresaban de la marcha les exigieron que no lo hicieran porque iban a culpar a los manifestantes.

Cristian estaba en medio de la discusión, lo empujaron, alguien sacó un pico de botella y lo cortó. Sus compañeros de trabajo lo llevaron al hospital Universitario de Caracas, donde falleció.

El señor Jorge Luis Matos contó que cuando su hijo salía del call center siempre les mandaba un mensaje para avisar que iba en camino. Eran las 10 de la noche, se extrañó porque no había llegado y 15 minutos más tarde tocaron a su puerta unos vecinos para decirle lo que habían conocido por las redes sociales.

Por twitter y Facebook estaban pidiendo que les notificaran a los familiares del joven Cristian Matos que había sido trasladado herido al hospital universitario.

Cuando llegamos, había fallecido, dijo su padre.

Fuentes policiales informaron que investigan a una banda de menores en situación de calle que viven en los alrededores de Sabana Grande, conocidos como “Los Cachorros”. Cinco de ellos fueron detenidos hace dos meses por su presunta vinculación en la muerte de dos efectivos militares que fueron acuchillados al salir de una tasca.

Los aprehendidos tenían 8, 12, 14, 15 y 17 años y fueron recluidos en albergues.

Los que mataron a Cristian están identificados porque los observaron en los videos de las cámaras de seguridad, y a uno lo conocen como “Jorge”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.