(Foto referencial)

El mensajero Víctor Alexander Villegas Peralta (27) fue asesinado de dos tiros por intervenir en una discusión que surgió por el robo de un celular en plena calle en el sector La Gran Colombia, de Los Rosales.

Villegas se dirigía el miércoles a las 8 de la noche hacia la casa de su suegra, que vive en la calle El Triángulo, de Los Rosales, donde se encontraba su pareja. Cuando cayó herido ellas buscaron ayuda y lo trasladaron en un jeep al Hospital Universitario donde fue operado, pero murió el jueves a las 11 de la mañana.
Niegan enfrentamientos

Familiares de Yeison Javier Argüinzones Jiménez (17) negaron que el adolescente se hubiera enfrentado con unos policías, aseguraron que fue ultimado a sangre fría, en presencia de tres niñas, de 9, 7 y un año de edad y que la pequeña de 7 años es de condición especial porque sufre de parálisis cerebral.

Ellos criaron a Yeison desde los 6 meses de nacido, luego de la partida de su madre, en el sector Los Alpes, de El Cementerio. Negaron la información policial que indica que el enfrentamiento ocurrió en la Cota 905.

Es falso, lo mataron dentro de la casa, en El Cementerio.

Las comisiones del Faes-PNB llegaron a las 10 de la mañana y tocaron, la niña de 9 años les abrió la puerta, al ingresar golpearon al adolescente, lo metieron en un cuarto, para conversar, pero en el segundo piso de la casa había un familiar que escuchó todo.
Hubo muchos disparos, al rato sacaron al adolescente envuelto en una sábana, a sus familiares y vecinos no les permitieron acercarse, pero sabían que estaba muerto. Recibió dos tiros en el abdomen y uno en el pecho.

Yeison estuvo detenido durante un mes, hace un año, por un caso de vehículo y lo recluyeron en el albergue de Coche.

Los parientes denunciaron que fue a las 6:30 de la tarde cuando les permitieron entrar a su casa, y observaron que los policías se llevaron un televisor, comida, ropas, teléfonos y otros objetos.

Según la versión policial, en el operativo cayeron abatidos seis integrantes de las bandas de “el coqui” y “el galvis”, cuando investigaban a los secuestradores que protagonizaron un tiroteo en las inmediaciones del centro comercial San Ignacio, en Chacao, donde murió el estudiante Leonardo Ramos Belisario, quien viajaba en un Chevrolet Aveo, color azul, al quedar en la línea de fuego.

OTRO CASO
El policía jubilado Evencio Fernández, negó también que su hijo Leonis José Fernández (20) hubiera muerto al enfrentarse con funcionarios del Cicpc, en un terreno que estaba preparando para construir una casa, en Antímano.

Leonis se encontraba con sus herramientas limpiando el terreno, los funcionarios se lo llevaron hasta un rancho en la parte alta, donde le quitaron la vida, junto con otro joven cuya identidad desconoce Fernández.

Evencio Fernández aseguró que el le dio a su hijo 600 mil bolívares para que comprara el terreno, ya que vivía con su madre en un edificio de la Misión Vivienda en Macarao y quería independizarse.

El exfuncionario de la PM dijo que la policía no puede andar matando gente así, y recordó que en sus tiempos de oficial activo le pedían identificación a la persona, primero la radiaban y esperaban información al respecto, si estaba solicitada se la llevaban detenida.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.