El taxista Luis Miguel Nóbrega, de 54 años de edad, fue asesinado y despojado de su vehículo el pasado lunes, cuando se dirigía a El Junquito a comprar pollo en un local donde conseguía precios económicos.

Nóbrega vivía en Los Flores de Catia. Ese día trasladó a su hermana, luego la regresó a su domicilio y salió a comprar el pollo donde acostumbraba. No volvió a su hogar.

Los familiares retiraron el cuerpo este sábado y lo llevaron directamente al cementerio para sepultarlo porque estaba en estado de descomposición.

Un pariente dijo que cuando lo identificaron en esa dependencia tenía un golpe en un hombro, el ojo derecho totalmente destrozado y un tiro en el estómago.

El taxista le había comentado a un familiar que tenía tiempo confrontando problemas con un policía, quien cada vez que lo veía lo interceptaba para pedirle documentos y extorsionarlo. Piensan que ese funcionario debe ser llamado a declarar en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.