Militar
(Foto Referencial)
COMPARTE

El barbero Xiomar José Suniaga Gaspar (32) y el buhonero Orangel Simancas Sanz (25), fueron asesinados de múltiples disparos cuando disfrutaban de una fiesta “sound car” en el barrio La Amapola, de La Vega.

Ellos se encontraban a las 12:15 de la madrugada del sábado junto con un grupo de vecinos alrededor de un vehículo tomando y escuchando música cuando irrumpieron unos encapuchados y les dispararon. Sus acompañantes los trasladaron al hospital Pérez Carreño, donde fallecieron.

Suniaga trabajaba en una barbería en Ruiz Pineda, era el mayor de tres hermanos, casado y sin hijos. Su esposa Dorenilys González contó que la familia ha perdido a tres miembros a manos de la delincuencia. Hace dos años asesinaron al padre de Xiomar en la ciudad de San Félix, estado Bolívar. El señor José Suniaga tenía 53 años, era taxista, y fue víctima de unos asaltantes.

Carolina Sanz, madre de Orangel, escuchó los tiros. Antes le había mandado un mensaje de texto a su hijo porque era muy tarde y no había llegado. Unos amigos le avisaron a una hermana de Orangel que al joven le habían disparado.

El buhonero vendía ropa y perfumes con sus hermanos, dejó un hijo de dos años y a la esposa embarazada.

Sus familiares aseguran que nunca se metió en problemas, no tenía antecedentes ni estuvo preso.

Fuentes policiales informaron que entre los encapuchados responsables del doble homicidio estaba un delincuente de la zona que ha cometido crímenes desde que era adolescente.

De viernes a sábado fueron ingresados 12 cadáveres a la morgue de Bello Monte. El mes de abril cerró con 402 difuntos y en lo que va del mes de mayo contabilizan 65 cuerpos.

Al herrero Osmar Enrique Zerpa Aponte (27) lo mataron en Turgua, zona rural de El Hatillo, cuando estaba visitando a un amigo en una bodega. Le robaron el celular y otras pertenencias.

En la morgue de Bello Monte se encontraban los familiares reclamando los cuerpos de Carlos Orlando Rivas Briceño (22) y Ricardo Alejandro Giuseppe Padilla (18), abatidos en un presunto enfrentamiento con oficiales de inteligencia de la PNB, en el sector Roca Tarpeya, adyacente a Puente Hierro.

De acuerdo con la versión policial, estos pertenecían a la banda del “Coqui” y estaban implicados en homicidios, robos y secuestros. Les decomisaron dos revólveres calibres 38.

Según el abogado Gilberto Mosqueda, Rivas Briceño no estaba solicitado porque le habían sobreseído la causa por un delito que cometió siendo menor de edad, pero las autoridades no le habían eliminado la requisitoria en el sistema de información policial. Anunció que denunciarán el caso en la Fiscalía.

Rivas vivía en una habitación alquilada desde que se mudó de El Valle. Según la policía, en esa zona había cometido varios delitos y lo buscaban por el crimen de un efectivo policial.

Los familiares de Giuseppe se negaron a hablar con los periodistas y manifestaron que no les importa que publiquen la versión policial.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.