delincuentes
(Foto Referencial)
COMPARTE

El arquitecto Reinaldo José Herrera Sánchez (34), sobrino de la diseñadora Carolina Herrera y su socio Fabrizio Alberto Mendoza (31) fueron sometidos por una banda criminal y asesinados luego de ser objeto de un secuestro exprés.

Sus cuerpos fueron localizados a las 7:00 de la noche del jueves, en El Topo, sector adyacente a la autopista Caracas-La Guaira y al urbanismo Ciudad Caribia. Vecinos notificaron a funcionarios del destacamento 434 de la Guardia Nacional Bolivariana, porque había dos cadáveres dentro de una camioneta blindada, marca Toyota modelo Hilux, color blanco.

Herrera y Mendoza eran empresarios a cargo de una compañía de arquitectura y remodelaciones ubicada en el centro comercial La Boyera.

Fueron secuestrados a las 12:30 del mediodía, tras salir de Las Esmeraldas, en La Trinidad, siendo sometidos en el sótano del estacionamiento del centro comercial La Boyera. Allí permanecieron tres horas a merced del grupo hamponil. Durante el ruleteo llevaron a Fabrizzio a su residencia en El Cigarral, en busca de dinero y joyas. El inmueble quedó totalmente desvalijado.

Las cámaras de seguridad captaron a cinco hombres que llevaban sometido al empresario para incursionar en su domicilio. Fabrizio era soltero y vivía solo.

Un allegado a Mendoza dijo que la familia no recibió ninguna llamada anunciando el secuestro ni solicitando dinero por el rescate.

Los cuerpos presentaron disparos en la cabeza y estaban atados.

El Ministerio Público designó a los fiscales 69 nacional y 74 de Caracas, Adriana Morales y Martha Irene Guerrero para investigar el caso conjuntamente con el Cicpc. No se descarta que algún ex empleado de las víctimas haya servido de contacto para que actuara la banda de plagiarios.

Cuando los familiares acudieron al filo de la medianoche a formular la denuncia en el Cicpc, ya los funcionarios habían sido notificados del hallazgo de los dos cuerpos por parte de la GNB que custodia la autopista que comunica a Caracas con el litoral central.

Los familiares se enteraron a las 2:00 de la madrugada de lo que había ocurrido.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.