Desconocidos que son buscados por la Policía atacaron con bombas incendiarias en la madrugada de hoy la parroquia San Esteban, situada en la comuna de Puente Alto, en Santiago de Chile, que resultó con algunos daños en una puerta y las paredes, informaron fuentes policiales.

El incidente ocurrió a las 03.35 hora local (06.35 GMT) y además, los agresores lanzaron pintura contra las murallas y escribieron la frase “asesinos y violadores” en la vereda, frente a la entrada, dijo a Radio Cooperativa el párroco del lugar, Alejandro Vial.

Añadió que los daños se concentraron principalmente en una puerta lateral de la iglesia y en parte de la casa del cuidador del recinto, que había sido objeto de un ataque similar el pasado enero, en el marco de la visita a Chile del papa Francisco.

En esa oportunidad resultó dañada la puerta principal y algunos vitrales de las ventanas, recordó.

Al lugar llegó luego el fiscal Claudio Orellana Sepúlveda, quien instruyó a la Policía a realizar diversas pericias orientadas a encontrar pistas que permitan identificar y detener a los autores.

El atentado se produjo tras la llegada a Chile del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, para escuchar testimonios de víctimas que acusan al obispo de Osorno, Juan Barros, de encubrir los abusos sexuales cometidos hace algunos años por el influyente sacerdote Fernando Karadima.

El autor de los abusos, suspendido a perpetuidad y condenado a una vida de reclusión y oración por la Justicia canónica, fue también el formador religioso de medio centenar de sacerdotes, de los que cinco han llegado a ser obispos, uno de ellos el mencionado Barros.

Scicluna fue enviado a Chile por el papa Francisco, quien defendió anteriormente a Barros y durante su visita a Chile calificó de “calumnias” las acusaciones en su contra.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.