El pasado 2 de octubre más de diez personas murieron en un atentado contra una comisaría de policía en el barrio de Al Midan, en el centro de Damasco. (EFE)

Un atentado perpetrado por un grupo armado de terroristas que llevaban cinturones de explosivos causó hoy la muerte de 16 personas en Damasco, según activistas, en un momento en el que el ejército sirio está inmerso en una ofensiva contra el grupo Estado Islámico (EI) en distintas partes del país.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de dieciséis fallecidos en el ataque contra una comisaría del barrio de Al Midan, en la capital siria, mientras que las autoridades han confirmado por el momento diez muertos.

Hasta ahora, ninguna organización ha reivindicado la autoría del ataque.

En declaraciones a la prensa, el ministro sirio del Interior, Mohamed al Shaar, señaló que al menos diez personas perecieron, entre ellas civiles y policías, y otras 20 resultaron heridas por el atentado que, afirmó, “es una señal de la frustración de los terroristas, que están perdiendo la batalla sobre el terreno”.

De acuerdo a su relato, un “grupo terrorista armado” intentó infiltrarse dentro de la comisaría, lo que derivó en enfrentamientos con los agentes en la entrada del lugar.

Durante los choques, uno de los suicidas detonó el cinturón de explosivos que llevaba adosado a su cuerpo en el acceso principal de la comisaría, mientras que otro alcanzó la primera planta del edificio y fue perseguido por los policías, que lo abatieron, aunque finalmente la bomba que llevaba encima explotó.

Este ataque en Damasco se produce en medio de varias ofensivas de las fuerzas armadas sirias contra el EI en distintas partes del territorio, donde los yihadistas intentan recuperar el terreno perdido.

El ejército nacional frustró este lunes un asalto de los radicales en los alrededores de la ciudad de Al Sujna, en el este de la provincia de Homs y a 70 kilómetros de la localidad monumental de Palmira, apuntó la agencia de noticias oficial siria, SANA.

La agencia precisó que “medios de observación” detectaron el avance de un convoy de vehículos de los extremistas que se dirigía hacia Al Sujna, controlada por los efectivos gubernamentales, a la altura de la llamada estación 3.

Unidades castrenses, con la cobertura de la aviación rusa, abortaron el ataque y destruyeron siete vehículos de los radicales, además de infligir un número indeterminado de víctimas en sus filas.

El EI inició el jueves pasado un contraataque contra las fuerzas armadas sirias y sus aliados en zonas del oeste de la provincia de Deir al Zur y del este de la vecina Homs, donde arrebató ayer al ejército sirio la población de Al Qariatain, en Homs.

Durante las operaciones en Homs, al menos siete combatientes del grupo chií libanés Hizbulá, aliado del Gobierno de Damasco, murieron hoy por un ataque de un dron de origen desconocido en la llamada estación 3, ubicada en el desierto oriental de Homs, dijo hoy a Efe una portavoz de esta organización.

El Observatorio elevó el número de fallecidos a ocho y agregó que hubo varios heridos.

Mientras, en la región de Al Raqa, uno de los feudos del EI en el país, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por milicias kurdas y apoyada por EEUU, destacaron que han repelido un ataque de los yihadistas en el este la capital homónima de la provincia.

La portavoz de la campaña de las FSD en Al Raqa, Yihan al Sheij Ahmed, subrayó en un comunicado que al menos 28 de sus combatientes han perdido la vida en los tres últimos días en los choques que han estallado en el distrito de Al Meshlab, en el este de la urbe, y en el pueblo de Al Raqa Samra, en la periferia oriental.

La nota detalla que unos 100 extremistas se infiltraron en esas áreas desde zonas controladas por las fuerzas gubernamentales sirias en el río Éufrates.

La provincia de Al Raqa está dividida en partes dominadas por las FSD y otras en poder de las autoridades sirias -estas últimas situadas en el sur de la región-, mientras que la presencia del EI se limita a algunos barrios del centro de su capital.

Durante los combates, las FSD mataron a un número indeterminado de miembros del EI y capturaron a varios prisioneros, indicó Ahmed, sin especificar la cifra.

La FSD comenzaron el 6 de junio una operación contra los radicales en la localidad de Al Raqa, de la que aseguran que controlan más del 80 % de su superficie. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.