Su ventaja se redujo a seis con respecto al segundo de la tabla. Foto EFE.

El Atlético de Madrid vio frenado su impulso con un empate en el Ciutat de Valencia, donde el Levante supo atenazar a los jugadores del equipo madrileño, el cual no fue capaz de reflejar en el marcador las fases de superioridad que tuvo en el encuentro.

Fue un choque decantado claramente antes del descanso a favor de los colchoneros, que dieron paso a una segunda mitad algo más nivelada entre dos equipos que apostaron por planteamientos muy definidos, entre la contra de los locales y la intensidad del Atleti.

La primera mitad estuvo marcada por un dominio territorial absoluto del equipo visitante ante un Levante replegado, que cifraba sus expectativas en sorprender, utilizando el contragolpe. Durante la primera media hora, el fútbol del equipo del “Cholo” Simeone le daba para recuperar balones, gracias a su presión asfixiante y a jugar muy cerca de la portería de Aitor Fernández, pero no iba acompañado de aproximaciones de peligro.

Con el partido completamente controlado por el Atlético de Madrid, una acción rápida a la contra por medio de De Frutos acabó con un remate de Bardhi, que premiaba al Levante en la primera opción de gol que había gozado.

Los madrileños apenas se vieron afectados por el tanto. Mantuvieron la misma dinámica, lo que dejó a los locales sin capacidad para salir a la contra, hasta el punto de que un remate de Roger, desde fuera del área, fue la segunda y última ocasión local ante del descanso.

En una de las llegadas del equipo madrileño, un disparo lejano de Llorente rozó en Rober Pier y dejó al meta levantinista sin opción de detener el balón. El gol animó al conjunto forastero, que desde ese momento hasta el intermedio fue capaz de generar más peligro que antes de la anotación, con varios disparos que comprometieron la arquería local.

En el descanso, el técnico Paco López subió a Rober Pier a la medular y dio entrada a Duarte con la salida de Radoja. Mientras que, Diego Simeone sacó del campo a Vrsaljko para poner a Llorente a la derecha y colocar a Kondogbia en la línea céntrica.

En el segundo minuto de la reanudación, Correa no acertó en la ocasión más clara del partido hasta ese momento para poner por delante a su equipo en el marcador. Pero, la principal diferencia con la primera parte fue que el Levante tuvo la capacidad de salir de su campo que no había tenido en la primera mitad, lo que equilibró el encuentro.

El partido entró en una fase de alternativas, aunque con más acciones ofensivas por parte del Atlético de Madrid, que penetraban bien por las bandas y obligaba a la defensa local a cortar con contundencia varios centros peligrosos.

Clerc para el Levante y Llorente para el Atlético tuvieron opciones de gol en disparos lejanos, reflejo de la dinámica de un partido en el que los detalles empezaban a ser cada vez más importantes en la mitad del segundo periodo.

A partir de allí, se generaron ocasiones para ambos, pero se mantuvo la paridad, la cual hace asentar al Levante en la zona media de la tabla. Por su parte, el Atlético incrementa a seis puntos su ventaja como líder con un partido pendiente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.