Los expertos señalan que es urgente que haya acceso a los medicamentos

Trece de cada cien venezolanos, mayores de 20 años, tiene diabetes. Cerca de dos millones 500 mil personas, según un Estudio Venezolano de Salud Cardiometabólica (EVESCAM), realizado entre julio de 2014 y enero de 2017,

Cifras que revelan un aumento de esta enfermedad, lo cual es preocupante, de acuerdo con la presidenta de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna, doctora Maritza Durán.

Durán, una de las promotoras y líderes de la investigación, detalló que se incrementó la prevalencia de 7,7% en 2010, a 13,1% en 2017; mientras el porcentaje de personas en riesgo escaló de 22% a 39,8% (más de 8 millones de venezolanos). “Casi se duplicó, es un indicador muy alto”.

Entre las causas, se atribuye a la escasez de medicamentos y alimentos y por la hiperinflación, por lo que las personas afectadas no tienen acceso a los exámenes médicos, cintas reactivas, insulina y otros insumos. “Los pacientes no se están automedicando, sino que rinden sus tratamientos: los toman un día sí, otro no, o acuden a hierbas como la moringa”.

Como crítica calificó esta situación, la especialista. Los recursos diagnósticos de laboratorio, como la medición de glicemia y de la hemoglobina glucosilada (HbA1c) todavía se pueden hacer, pero son muy costosos. “No hay reactivos incluso en Caracas, y los exámenes cuestan más de un millón de bolívares”, manifestó.

Las dificultades…

Para el control de la enfermedad también hay mucha dificultad en la adquisición de las cintas reactivas (hay 1 ó 2 marcas), y el costo es inaccesible. “En el caso de la insulina hay un solo laboratorio que la trae y no se da abasto para satisfacer la alta demanda”, informó.

Es una cuestión de vida o muerte, el acceso a los medicamentos. “Cada vez hay más pacientes con necesidad de colocarse insulina. En los hospitales hay muy poca, y en muchos casos, los pacientes tienen que llevar sus insumos”.

Mientras tanto, la metformina, que es un medicamento esencial según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “no se consigue y es muy cara: 30 tabletas cuestan más de un millón de bolívares”.

Las consecuencias de la mal nutrición

La prevalencia de obesidad en Venezuela es de 25,9%, pero debido a la escasez de alimentos y los altos precios “llama la atención el aumento del bajo peso”, advirtió Durán. Según las cifras del EVESCAM, el indicador subió de 1,1% en el estudio VENSOLS a 3,94% entre 2014 y 2017, es decir, afecta a 750 mil personas.

Esto no fuera malo si la pérdida de peso hubiera sido ordenada, pero apenas sólo 3 de cada 10 venezolanos comen vegetales a diario, y la ingesta de proteínas es cada vez menor. “Nos estamos mal alimentando”, advirtió.

Y aunque existe una estrategia definida para prevenir la diabetes, que consiste en un cambio del estilo de vida (ejercicio y alimentación balanceada), la doctora Durán manifestó que no es aplicable en el país. “No está fácil por la crisis económica, y porque medicamentos como la metformina no están disponibles. La población no tiene adecuado control, seguimiento y tratamiento, por lo que va a tener muchas discapacidades futuras”.

A las personas con diabetes o condiciones cercanas les preocupa qué tomar cuando no consiguen los medicamentos y las complicaciones que eso puede ocasionarles, ya que la falta de tratamiento conlleva al agravamiento de la patología y puede desencadenar afecciones crónicas, ceguera, riesgo de infarto, insuficiencia renal y necesidad de diálisis, pie diabéticos (y subsecuentes amputaciones), accidentes cerebrovasculares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.