Directivos del Movimiento JUNTOS (Alternativa 1 en Carabobo) consideran que se pronunció sobre el aumento de la gasolina podría convertirse en un gran desastre.

Jorge Lepage, integrante del comité político de la organización y acompañando de Gustavo Hernández Salazar, Enrique Ochoa Antich, Manuel Fariñas y Rafael Curvelo,  se pronunciaron sobre este tema que tanto interesa a los ciudadanos.

A su entender, el pretendido aumento de la gasolina, que Maduro quiere imponer sobre los hombros del pueblo venezolano, puede transformarse en un bumerang para el gobierno por la forma cómo se podría implementar.

Lepage apuntó que el jefe de Estado intenta llevar el precio de la gasolina a nivel internacional, cuestión ésta, que ya de por sí es indescifrable, pues no existe un precio promedio común. Estos varían, de manera importante, de país a país.

Añadió que en consecuencia, es imposible saber a cuál precio internacional se refiere. El otro punto es que con este aumento, de por sí retardado por culpa del propio gobierno, se está descargando la inoperancia de PDVSA sobre las espaldas de todos nosotros arriesgando, así, que se profundice más, tanto la crisis de la gasolina como la hiperinflación que hoy sufre la población.

Jorge Lepage sostuvo que los recursos derivados de este eventual aumento, no garantizan para nada que estos van a ir en beneficio de las comunidades, sino más bien al saco roto de PDVSA. A manera de ejemplo, existe información que el mecanismo planteado a través del Carnet de la Patria,no ha dado el resultado esperado y, de ahí la dificultad de saber cómo se va a implementar el subsidio prometido por Maduro, para poder establecer el nuevo precio.

Señaló que de no funcionar el esquema del carnet de la Patria, circula una versión  más grave aún y, esto es, un racionamiento generalizado del combustible por la  imposibilidad de seguir pagando la factura en dólares por la gasolina  que se tiene que importar para mantener el consumo interno. De ser este el escenario, se generaría dos graves consecuencias:

  1. Aparecería un mercado negro de gasolina con precios inimaginables,y, ya esto está sucediendo en los estados fronterizos del país.
  2. La ya reducida capacidad de compra del venezolano, conduciría a una casi parálisis automotriz, sea por efecto del racionamiento o por la imposibilidad de pagar los altos precios de un eventual mercado negro.

“Se entiende que hay que aumentar el precio, eso tendría un consentimiento generalizado en la población, pero no se puede avalar este aumento sin establecer un proceso de reconstrucción global de nuestra destruida Pdvsa”,

Esta última aseveración viene corroborada por la brutal caída de la producción en los últimos 20 años, la cual de 3.500.0000 barriles por día ha descendido hasta 1.200.000 barriles/día, vale decir 2.300.000 barriles /día menos. Por esto, se deja de percibir $165.600.000/día y $60.444.000.000/año, colocando el precio actual del barril a $72.

A su entender esto demuestra como la ineficiencia marcada del gobierno en el tema petrolero, es la principal y única responsable de la crisis de divisas que se está viviendo; pues de haberse manejado Pdvsa de manera certera,no habría necesidad de importar gasolina y, mucho menos, el brutal aumento de precio que el gobierno pretende imponerle.

 

Dijo que su organización respaldaría un aumento de precio bajo las siguientes premisas:

  1. Proceder a un plan serio, con apoyo del sector privado, de la recuperación de los más de 20.000 pozos, hoy inactivos, que se ven reflejado en la caída de producción que ya se mencionó
  2. Reducir los abultados costos de producción, que por diversos factores, hoy hacen que el costo de producción de un barril sea $20 cuando fácilmente, con medidas adecuadas, se pudiera reducir a $10.
  3. Al bajar el costo de producción, obviamente, se reduciría el valor que cuesta producir un litro de gasolina, de $2.2que cuesta actualmente, bajaría a $1, facilitando así, que se pueda iniciar un escalonamiento del precio. Este bien pudiera iniciarse en BsS. 0.50 e ir aumentando gradualmente para que la economía pueda absorberlo sin brotes inflacionarios y, al mismo tiempo, se vaya adecuando a su verdadero costo de producción.
  4. El 3% de los recursos derivados de todas las contrataciones de PDVSA y, que por ley, va destinados a Empresas de Producción Social (EPS ) deben ser utilizadosbajo una dirección que organice y planifique su origen y destino y, no como hoy día, que no se sabe a donde van a parar eso a recursos.

CONDENA A PERSECUCIÓN

Por otra parte, el Movimiento JUNTOS condenó la persecución a que está siendo sometido Saverio Vivas, dirigente social de Caracas.

Rafael Curvelo  expreso que desde un programa de televisión, Diosdado Cabello pretende imponer una línea de intimidación hacía la disidencia, además de usar al SEBIN como una fuerza paraestatal, que sin orden judicial e irrespetando el debido proceso; persigue y detiene al liderazgo y a la ciudadanía que es crítica de la realidad.

Dijo que Saverio Vivas es un líder de reconocida trayectoria que ha dedicado su vida a las comunidades de la parroquia Sucre de Caracas; intachable en su accionar y crítico al actual gobierno, con su persecución se evidencia que desde el oficialismo se busca silenciar a quienes desde las comunidades están trabajando por transformar a Venezuela.

“Condenamos esta persecución y exigimos al SEBIN que se apegue al estado derecho, no se puede seguir intimidando a los venezolanos, que por sobradas razones, nos oponemos al gobierno. Criticar y opinar no es delito”.

 

 

Con nota de prensa de Juntos Alternativa 1




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.