Varias familiares lloran durante el proceso de identificación de las víctimas. (EFE)
COMPARTE

Las autoridades indonesias reanudaron este lunes las tareas de búsqueda de 17 desaparecidos en el naufragio de un barco que se incendió el Día de Año Nuevo, causando al menos 23 muertos y 31 heridos, cerca de la isla de Java.

“Lamento el accidente del barco Zahro Express. Rezo por que los que murieron en el accidente estén en un lugar bueno con Dios y que aquellos desaparecidos sean encontrados pronto”, escribió en su cuenta de Twitter el vicepresidente indonesio, Jusuf Kalla.

Once heridos ya han sido dados de alta en el hospital Atma Jaya en Yakarta

Once heridos ya han sido dados de alta en el hospital Atma Jaya en Yakarta donde fueron ingresados tras el incendio en el Zahro Express, en el que viajaban más de 200 personas, informó Bagus Panjie, de la Unidad de Urgencias, según el diario The Jakarta Post.

 

La Policía investiga las circunstancias del incendio, que según los primeros indicios se produjo debido al cortocircuito de un generador en la proa del barco, que cubría el trayecto entre Yakarta y el archipiélago de las Mil Islas.

En un principio se especulaba un exceso de pasajeros, pero luego el director de Transporte Marítimo indonesio, Antonius Budiyono, dijo que el navío, de 106 toneladas y fabricado en 2013, tenía capacidad para 285 personas.

Budiyono precisó que el Zahro Express pasó con éxito una inspección rutinaria el pasado 22 de diciembre.

El capitán, que supuestamente saltó por la borda sin advertir a los pasajeros, y otros tres miembros de la tripulación fueron interrogados por la Policía, que de momento no ha presentado cargos contra ninguno de ellos.

El jefe del departamento de Bomberos del norte de Yakarta, Satriadi Gunawan, acusó ayer al capitán del Zahro Express, cuyo nombre no reveló, de agravar la situación porque en vez de dar la alerta a los pasajeros y dirigir la evacuación de éstos, optó por salvarse.

Los pasajeros se dieron cuenta del incendio por la ola de calor y el humo negro que comenzó a brotar de la proa y extenderse por toda la embarcación, con más rapidez cuando entró en contacto con el depósito de carburante, según testigos citados por los medios locales.

Algunos pasajeros se echaron al mar con flotadores y en botes salvavidas, pero otros se zambulleron directamente en el agua.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.