En una rueda de prensa conjunta del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, las fuerzas de seguridad y el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, este último señaló que dado el “patrón” de los incidentes ocurridos en las últimas horas no le “sorprendería que aparezcan más dispositivos”, y reveló que su oficina en Manhattan también ha identificado y gestionado otro paquete sospechoso.

“Lo que hemos visto es un esfuerzo para aterrorizar, un acto de terror que pretende socavar la prensa libre y a los líderes del país mediante actos de violencia, pero la ciudad de Nueva York no se va a sentir intimidada”, expresó por su parte De Blasio.

Tanto el alcalde como el gobernador sostuvieron que no hay amenazas creíbles ni específicas contra esta gran ciudad, pero destacaron que se va a reforzar la seguridad en lugares “clave para los medios” y en otros “lugares importantes”.

El jefe de la policía de Nueva York, James O’Neill, explicó que el paquete hallado en el edificio Time Warner, donde se encuentra la CNN, contenía un aparente “artefacto explosivo vivo” y un sobre con “polvo blanco”, y ambas cosas están siendo investigadas.

Las autoridades señalaron que ese y otros dispositivos enviados a la excandidata presidencial Hillary Clinton, el expresidente Barack Obama y la congresista demócrata, Debbie Wasserman Schultz, eran “bombas de fabricación casera”.

John Miller, encargado de contraterrorismo de la policía local, señaló que el patrón “comenzó el lunes por la noche, con un paquete enviado al condado de Westchester”, en referencia al que recibió la residencia que tiene en Bedford el magnate George Soros, y que fue “desactivado y llevado al laboratorio del FBI”.

Las fuerzas del orden están colaborando por si “se desarrollan incidentes en otros lugares”, ya que “parece que uno o más individuos han enviado múltiples paquetes similares”, y tienen desplegados unos 20.000 efectivos de seguridad privada.

Cuomo recordó que el primer ataque terrorista en Nueva York ocurrió en 1993 y apuntó que el “terrorismo solo funciona si se lo permites”, mientras que De Blasio lamentó que son “tiempos de odio y división en esta nación”, por lo que llamó a “no exacerbar” las tensiones ni a “alentar a la violencia o los ataques a los medios de comunicación”. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.