(Foto Cortesía)
COMPARTE

El partido político liderado por Henri Falcón, Avanzada Progresista, afirmó mediante un comunicado que no acompaña la aplicación de la declaración de Abandono de Cargo que la oposición piensa imponer al presidente Maduro, pues a juicio de los integrantes de la tolda es “una acusación ineficaz e inejecutable”.

En este sentido, el texto explica que las naciones del mundo sentirán asombro al observar que al gobierno de Maduro se le acusa simultáneamente de abuso y de abandono de poder.

Asimismo, explica que la declaratoria de Abandono de Cargo no es posible sostenerla dentro del marco constitucional ni en el ámbito jurídico y justificarla como una medida meramente política.

A continuación el comunicado:

La responsabilidad del presidente de la República por las maltrechas y pésimas condiciones de la economía venezolana son innegables. Su culpa por la inflación, la carestía, el desabastecimiento y la escasez son absolutas. Sus tropiezos y pecados contra la democracia, el equilibrio de los poderes públicos y el diferimiento autoritario de los procesos electorales no pueden ser negados ni siquiera por sus propios seguidores como puede leerse masivamente en Aporrea y otras páginas afectas al gobierno.

El aumento de la criminalidad a niveles escandalosos y su falta de pulso y tino para combatirlos es del conocimiento universal. Somos, por la ineficiencia, impericia e irresponsabilidad del Presidente y sus Ministros el peor país en economía y seguridad del planeta tierra. Basta recordar la conducta cantinflera y errática frente al retiro de los billetes de 100 Bs.

Apoyamos claramente la declaratoria de responsabilidad política del Presidente en toda la crisis que nos agota y nos embarga. A más de eso, denunciamos que Venezuela sufre de una crisis de agua, de electricidad, de vías urbanas y agrícolas y de los servicios públicos en general.

Tenemos una Fuerza Armada contaminada por la política partidista y alejada de la tradición no deliberante de nuestros soldados y oficiales, precisamente por los manejos arbitrarios y proselitistas del Presidente Maduro como se evidencia en la respuesta desmedida, desproporcionada  y sesgada del Ministro de la Defensa ante el llamado del Presidente de la Asamblea Nacional a una Fuerza Armada heredera de Simón Bolívar.

De todos esos males podemos acusarlo claramente frente a los venezolanos y al mundo entero.  Nadie en nuestra historia exhibe un fracaso tan sideral en sus funciones de gobierno. Asistimos cotidianamente y somos testigos de sus abusos de poder y rasgos autoritarios y de un manejo inescrupuloso del Poder Judicial y del Poder Electoral.

De manera tal que una declaratoria de Abandono de Cargo es la acusación más alejada de la realidad, por el contrario, la acusación propia sería de abuso del cargo y la utilización del Estado Venezolano, de sus recursos, de sus bienes, con fines partidistas, sectarios y excluyentes. Una declaratoria de Abandono de Cargo no es posible sostenerla dentro del marco constitucional ni en el ámbito jurídico y justificarla como una medida meramente política, que no obedece a criterios sólidos, constitucionales y objetivos y lejos de contribuir a abrir caminos para la resolución de los problemas nacionales lo que hace es complicarlos aún más trayendo desesperanza, desilusión y engaño a las grandes mayorías.

Afirmar que dentro de 30 días habrá elecciones presidenciales es un mito, una utopía con consecuencias políticas devastadoras.  Hay más, el funcionamiento de la administración pública en general se entorpecería afectando gobernaciones y alcaldías que son regidas por sectores opositores.

La declaratoria de Abandono de  Cargo dificulta y complica la Ruta Electoral (Gobernaciones y Alcaldías) que deben ser nuestros principales objetivos estratégicos. No es cierto lo que afirman irresponsablemente algunos diputados que el asunto electoral y las elecciones a gobernadores no son importantes.  Es lo contrario exactamente, política es garantizar la salida electoral, antipolítica en plantear caminos esotéricas o atajos imposibles. Incrementar la confrontación entre las distintas ramas del Poder Público no conlleva a soluciones pacíficas ni constitucionales y en todo caso hacen presumir la existencia de intereses subalternos ajenos a los previstos en nuestra Carta Magna.

Si hablamos de Abandono de Cargo primero deberíamos  señalar a los diputados del gobierno que brillan por su ausencia y durante más de 15 años han dotado de poderes especiales a la presidencia con un claro y evidente abandono de sus funciones y obligaciones legislativas.  Aquí legisla el Poder Ejecutivo.  En Venezuela las leyes las redacta y aprueba Miraflores.  Es una aberración más del gobierno nacional.

La declaratoria de Abandono de Cargo es una acusación ineficaz e inejecutable. Imposible de comprender por las naciones del mundo que sentirán asombro al observar que al gobierno de Maduro se le acusa simultáneamente de abuso de poder y de abandono de poder.  En ese juicio en el que se niegan mutuamente dos conceptos uno de ellos es necesariamente falso.

Al propio tiempo, los ensayos de diálogo y negociación que tarde o temprano acercarán a los dos toletes en que se divide nuestra sociedad política  se ven enormemente dificultados y comprometidos, tal como lo aprecia el mismo Vaticano y la Conferencia Episcopal Venezolana quienes  palpan una falta de voluntad para solucionar los problemas por parte del gobierno pero también por parte de la oposición. Este debate sobre el sendero político que hay que recorrer, sobre propuestas, sobre iniciativas es necesario, es importante, es inmediato, es obligatorio.

Avanzada Progresista nunca ha abandonado los acuerdos unitarios.  Hemos sido leales a los compromisos adquiridos e hicimos nuestros máximos esfuerzos en torno al Referéndum Revocatorio a pesar que nuestra propuesta fundamental era garantizar, estimular y blindar el camino electoral y priorizar las elecciones regionales frente al Revocatorio. Esperamos  pacientemente la oportunidad para discutirá estas y otras materias pero lamentablemente quienes tienen la mayoría de los votos dentro de la MUD no pudieron o no quisieron convocar a ningún encuentro.

Avanzada Progresista fue excluida de las reuniones del G4 a pesar que a lo largo del año 2016 solicitamos en numerosas oportunidades nuestra participación. Hubiéramos preferido una discusión más al interno, más dentro de la MUD de este y otros temas pero como dijimos anteriormente no fue posible por razones totalmente ajenas a nuestra voluntad.

La propuesta de Abandono de Cargo no fue discutida con anterioridad ni en la MUD ni en la Fracción Parlamentaria de la Oposición.

Avanzada Progresista permanece fiel a los postulados unitarios pero reconoce que hay diversidad de criterios y que los distintos partidos tienen derecho a expresar sus opiniones en el marco del más amplio consenso posible.  Ocultar las diferencias de criterios lejos de contribuir a solidificar la unidad opositora se puede convertir en motivos de mayores desencuentros.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.