COMPARTE


Leyenda. (Foto Cortesía)

A la vuelta de seis años, Ávila Burger pasó de ser un concesionario para la venta de hamburguesas en el área de la piscina de uno de los primeros hoteles de la capital, a una prometedora franquicia que registra uno de los mayores crecimientos en la actualidad.

“Como estábamos en el Hotel Ávila y a los socios nos encantaba ir al ‘cerro’, nos pareció genial tener algo vinculado con él; algo que a uno le gustase y que te lo pudieras comer, de ese deseo surgió la idea. Lo más importante era ofrecer algo diferente a lo que había”, recuerda Carolina Fuentes, cofundadora de esta cadena de restaurantes que para ese entonces ofrecía seis variedades de hamburguesas con nombres de lugares emblemáticos de El Ávila.

En enero de 2011 abrió el primer establecimiento Ávila Burger en la Cuadra Gastronómica y Creativa en Los Palos Grandes, en Caracas. Allí estrenaron el diseño gráfico y agregaron nuevas hamburguesas al menú. Casi año y medio después, en abril de 2012, abrió el segundo establecimiento en el Centro Comercial Paseo El Hatillo. En septiembre del mismo año empezó a funcionar el tercer restaurante en el Tolón Fashion Mall, y en diciembre abrió sus puertas el establecimiento más grande, ubicado en La Castellana.

En enero de 2013 inició actividades el local de Valle Arriba y siete meses después el de Manzanares, donde se celebró recientemente el sexto reto “Haz Cumbre en Ávila Burger”, con el cual se bautiza cada establecimiento. En esa ocasión, nueve participantes debieron comer, en menos de 20 minutos, una hamburguesa con tres carnes de 200 gramos cada una, servida con huevo frito, queso amarillo fundido, crujientes trocitos de tocineta y jalapeños extra picantes; acompañada de papitas fritas y cole slaw, además de una merengada de Oreo, un brownie con helado y una cerveza tipo Ale, en un ambiente muy divertido.

En diciembre de 2013 la marca comenzó a abrir restaurantes fuera de Caracas, en Maracay –donde se realizará próximamente el séptimo reto– y en Guatire. En junio de este año hizo lo propio en el Centro Comercial La Vela en la isla de Margarita y, con un fuerte deseo de expansión, Ávila Burger proyecta tener restaurantes operativos en Puerto Ordaz y Puerto La Cruz antes de que finalice 2014.

El concepto comenzó a franquiciarse a partir del cuarto restaurante, y el contrato contempla la obligatoriedad de que el inversionista gerencie su restaurante, para velar así que los estándares de servicio y calidad se mantengan.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.