El calor arreciaba en la esquina de Tijerazo. Los carabobeños se disponían a movilizarse hasta el punto de concentración establecido por la Mesa de la Unidad Democrática: la 41 Brigada Blindada, en el Fuerte Paramacay. Desde allí darían un mensaje contundente a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en el día del Ejército.

Un grupo de motorizados acompañaba la marcha que transcurrió en calma, con consignas de libertad, pancartas que expresaban las aspiraciones de la gente y banderas tricolor que ondeaban en las calles de Valencia y Naguanagua.

La movilización no pudo llegar hasta el Fuerte Paramacay. Un piquete de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en las inmediaciones de la Villa Olímpica, lo impidió. Al menos 100 funcionarios escuchaban las invitaciones de los ciudadanos a reflexionar y unirse a la lucha: “Bajen los escudos, únanse a nosotros”

En los rostros de los funcionarios no había emoción. La exigencia del cese a la represión no encontraba eco. Tampoco la contundente frase: “Sus familiares también padecen la crisis”.

Carteles con mensajes como “no más muertes” y “no seas esclavo de la dictadura” fueron colgadas en los nuevos escudos de la PNB, como símbolo del hastío de la población que demanda un nuevo gobierno.

REPRESIÓN 

Un cohete dio paso al enfrentamiento entre encapuchados y funcionarios de la PNB. La torrencial lluvia acompañaba las bombas lacrimógenas y perdigones, que eran confrontados con piedras por parte de los presentes.

Todos corrían para resguardarse de los policías, quienes se adentraron en los espacios de la Villa Olímpica y se llevaron detenidos a tres hombres. Uno llevaba camisa blanca con blue jeans y el otro chemise negra, cadena plateada y bermudas de color pastel.

Fuerte Paramacay
(Foto Nina Gabriella Bortolussi)

Un hecho particular impactó a los ciudadanos. Una niña de aproximadamente 10 años, lloraba frente a la pared del Fuerte Paramacay, abrazada a uno de los detenidos en la manifestación. Vecinos de Naguanagua protestaron, frente a la 41 Brigada Blindada, la crueldad de este acto.

Cartuchos de gases tóxicos y perdigones regados en la avenida Universidad testimoniaron la represión vivida durante los primeros 85 días de protestas continuas.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.