(Foto Dayrí Blanco)
COMPARTE

Dayrí Blanco

Los números fueron positivos. 80% de la ciudadanía carabobeña se sumó al este paro cívico del 20 de julio, de acuerdo al balance de Fedecámaras, que da cuenta de 90% de ausentismo laboral en las empresas. Fue una decisión particular de cada persona que los patronos deben respetar.

Pese al temor de algunos comerciantes que abrieron sus puertas para evitar ser sancionados, más de 90% de los establecimientos de la entidad mantuvieron sus santamarías abajo. Los pocos que las subieron tuvieron que cerrar ante la falta de personal y de clientes, según informó el presidente de Fedecámaras en la región, Carlos Luis González Wolf.

La detención de las actividades en el sector industrial por 24 horas no representa un gran impacto, frente a la paralización de 80% de las líneas de producción por falta de materia prima y la instauración de políticas económicas que incentiven la manufactura local.

90% del transporte público se plegó al paro cívico, solo unas cuantas unidades salieron y se consiguieron con pocas personas en las calles para su movilización. Mientras que en Puerto Cabello, solo 20% del transporte a granel se sumó, porque es una actividad controlada por el Gobierno, y 50% de la carga y descarga de contenedores se detuvo.

González Wolf denunció que se realizaron varias inspecciones en las zonas industriales de Carabobo, de parte de funcionarios del Ministerio del Trabajo. “Pero se molestaban porque los vigilantes que cumplieron su jornada les decían que no había nadie en las plantas”. Insistió en que no se puede juzgar al empresario porque sus trabajadores se hayan plegado al paro cívico, es un derecho ciudadano.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.