Gareth Bale en un entrenamiento con el Real Madrid. / Foto archivo

Gareth Bale aseguró en declaraciones para ‘Sky Sports’ que su futuro está en manos del Real Madrid, por lo que no sabe qué ocurrirá de cara a la próxima campaña.

Agregó que si está hoy en día en la capital de España es porque el club bloqueó su salida en el “último segundo”, justo cuando estaba a punto de marcharse a la Liga China en el mercado de fichajes del verano de 2019.

“No me permitieron irme, así que habrá que preguntar al club. Yo quiero jugar al fútbol, estoy motivado para hacerlo, pero es el club el que lo controla todo. Qué puedo hacer, tengo un contrato y lo que puedo hacer es seguir con lo que estoy haciendo y ver qué sucede”, expresó el galés.

Indicó que sólo quiere jugar al fútbol y “está en buena forma”, pero que el conjunto merengue no pone las cosas sencillas para su marcha.

Sobre un posible regreso al fútbol inglés, donde jugó en el Tottenham entre 2007 y 2013, Bale aseguró que, si se da la opción, la evaluará con total seguridad. Pero recalcó que la última palabra la tiene el Real Madrid.

El ‘Expreso de Cardiff’, que desde la vuelta al fútbol tras el parón por el coronavirus jugó apenas dos partidos, no cuenta para un Zinadine Zidane que no se entiende con el galés. Ya desde el pasado verano, cuando estuvo a punto de marcharse a China, el entrenador francés expresó que “si se va mañana, mejor”.

Por lo tanto, la relación entre técnico y futbolista es nula y se ha ido acentuando a medida que fue pasando la temporada. En el último duelo de la campaña 19-20 del Madrid, Zidane aseguró que Bale no estaba en la convocatoria porque él mismo lo solicitó. Esa fue la última de una larga lista de desencuentros que parece que tienen como única solución la salida del galés de la casa blanca.

Según informó el diario Marca, el Real Madrid tiene pautada una reunión con el agente del galés, Jonathan Barnett, para destrabar una operación que se antoja complicada. Hasta ahora, según el citado medio, no han recibido oferta por un Bale que, en su día, costó 100 millones de euros y cobra actualmente 17 millones netos por temporada. Un salario inasumible para la mayoría de los clubes europeos.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.