(Foto: EFE)
COMPARTE

Los bancos indios vivieron este viernes una jornada de calma y con pocos clientes en el último día del plazo abierto por el Gobierno del país para depositar los billetes de 500 y 1.000 rupias (7 y 14 dólares), sacados de circulación en noviembre, tras casi dos meses de crisis de liquidez en la India.

Los indios más rezagados acudieron a las sucursales bancarias a depositar en sus cuentas los billetes retirados por el Ejecutivo, una gestión de última hora que discurrió, según los trabajadores del sector de la banca, con normalidad y sin incidentes pese a que hoy concluía el plazo para deshacerse de los viejos billetes.

Unas cincuenta personas vinieron a lo largo de la mañana a depositar los billetes de 500 y 1.000 rupias, algo menos que los sesenta que recibíamos los días previos y todos ellos ingresaron pequeñas cantidades, contó Shah Paul, empleado en una sucursal del centro de Nueva Delhi del banco Punjab National Bank.

En la sucursal del banco indio Oriental Bank of Commerce, en la misma zona, apenas recibieron entre 30 y 35 clientes para llevar a cabo esta operación, explicó su director, Binar Kumar.

Añadió que, aunque estos dos últimos meses han sido “duros”, la situación está regresando a la normalidad y la crisis de liquidez está dando sus últimos coletazos.

Si dentro de los bancos algunos indios ingresaban sin sobresaltos sus últimos billetes de 500 y 1.000 rupias, en los cajeros automáticos continuaban las colas para conseguir los ansiados billetes de nueva denominación, aunque el tiempo de espera era significativamente inferior al de las semanas previas.

A pesar de que desde hoy ya no se podrán depositar los antiguos billetes en los bancos, sí será posible hasta el próximo 31 de marzo, y en situaciones “muy justificadas”, cambiarlos por moneda válida en algunas oficinas del Banco central de la India (RBI).

Desde que el pasado 8 de noviembre el primer ministro indio, Narendra Modi, anunciase en un sorpresivo discurso televisado la retirada casi inmediata de los billetes de 500 y 1.000 rupias, los de mayor denominación hasta ese momento y que suponían el 86% del dinero en efectivo en circulación, el país ha vivido una aguda crisis de liquidez que empieza a aliviarse.

La medida, puesta en marcha por las autoridades indias para acabar según anunciaron con la corrupción y el dinero negro, provocó el caos e interminables colas en los bancos y cajeros automáticos, que durante semanas no eran capaces de abastecer la demanda.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.