Real Madrid y FC Barcelona se ven las caras en el Clásico español. / Foto archivo

Barcelona y Real Madrid se verán las caras este sábado (10:00 am en Venezuela) en el Camp Nou. Ambos conjuntos llegan con la intención de dar un golpe sobre la mesa y, sobre todo, recuperar sensaciones perdidas.

Los culés están en plena etapa de reconstrucción. Tras el 8-2 de la pasada campaña ante el Bayern Múnich y el terremoto que causó la posible salida de Messi, los azulgranas han iniciado esta temporada con luces y sombras.

De la mano de Koeman, la renovación ha iniciado con un cambio de sistema. Del típico 4-3-3 que venían usando en la última década, pasaron a un 4-2-3-1 en el que Messi volvió a ubicarse como falso ‘9’. Le acompaña la juventud y el empuje de Ansu Fati, mientras esperan que Griezmann despierte del letargo en el que se encuentra desde su llegada a Cataluña.

El cuadro blaugrana ha pasado en este inicio de campaña de partidos notables, como contra el Celta (0-3) o Villarreal (4-0), a actuaciones deficientes contra Sevilla (1-1) o Getafe (1-0). Llevan dos jornadas consecutivas sin conseguir la victoria y buscarán, contra el eterno rival, volver a la senda del triunfo.

Jordi Alba, la principal duda de Koeman

Jordi Alba, lateral izquierdo titular del Barcelona, es la principal incógnita en un once que presenta más certezas que dudas en la previa. El defensa viene saliendo de lesión y ya está recuperado, pero Koeman podría optar por Sergiño Dest en caso de que no le vea aún en forma para tan importante compromiso.

Busquets y de Jong se muestran con mayores opciones de ser la pareja en la medular por encima de Pjanic. Mientras que en la línea de tres volantes, Ansu Fati y Coutinho parecen fijos, a la espera de que el entrenador holandés decida si le dará una nueva oportunidad a Griezmann.

En la delantera, como falso ‘9’, estará el ’10’. Messi no está teniendo su mejor inicio. Ha marcado dos goles en cinco partidos y aún no termina de llegar a ese nivel al que acostumbra año tras año. Sin embargo, se enfrentará a su enemigo favorito.

El argentino es el jugador que más tantos ha anotado en la historia de los clásicos, con 26, a pesar de que lleva más de dos años sin marcar al conjunto merengue. La última vez fue el 6 de mayo de 2018, cuando aún Cristiano Ronaldo militaba en la casa blanca.

El equipo de Zidane, en horas bajas

Del otro lado se encuentra un Real Madrid que vive en un momento complicado. Acumula dos derrotas consecutivas, ante Cádiz (0-1) y ante el Shakhtar (2-3), ambas en casa. Zidane vive nuevamente en el punto de mira, como ya lo ha estado en temporadas anteriores.

Sin embargo, el entrenador francés ha salido de situaciones similares (en las que se juega su futuro) y ya lo avisó en la rueda de prensa previa. “El año pasado fue igual, en la primera etapa fue igual. Lo que tengo que hacer es mi trabajo”.

El técnico galo visitará, precisamente, un estadio que no se le da nada mal. Es el único entrenador en la historia del Real Madrid que no ha perdido ningún partido en cinco visitas al Camp Nou. Por lo tanto, a pesar del mal momento que vive, no hay mejor escenario para que ‘Zizou’ y sus pupilos se reivindiquen.

El francés podrá contar, además, con Sergio Ramos, capitán y dueño de la zaga blanca. El central español se retiró en el encuentro contra el Cádiz con molestias en su rodilla. Tras perderse el duelo ante el Shakthar, las alarmas se encendieron por el Bernabéu. Pero el capitán se entrenó este viernes junto al resto de sus compañeros y, según Zidane, está recuperado para la batalla.

Un once lleno de dudas

Si en la pizarra de Koeman todo parece claro, en la de Zidane, la duda es protagonista en varias posiciones. Quizás por profundidad de plantilla o por las variantes tácticas que usa el francés, pero el once merengue es una incógnita.

Con Courtois como intocable en el arco, Varane y Ramos parecen fijos. Las dudas llegan en los laterales. Con Carvajal y Odriozola lesionados, Nacho y Mendy parten con posibilidades de actuar por la derecha. Si Zidane opta por usar al francés, Marcelo será titular en la izquierda. Mientras que si usa a Nacho, Mendy parte con ventaja en la zona izquierda.

En el medio campo, Casemiro y Kroos parecen fijos, mientras que el tercer integrante estaría entre Valverde y Modric. A no ser que Zidane opte por jugar con cuatro centrocampistas. Mientras que en el ataque, Benzema es el único titular con garantías. Le podrían acompañar Vinícius, Asensio o Rodrygo.

Con las cartas sobre la mesa, será un duelo en el que los dos mejores equipos del fútbol español medirán fuerzas, no solo con la intención de ganar al máximo rival, sino buscando recuperar sensaciones perdidas en este inicio irregular de temporada. Y en este tipo de duelos, como lo aseguró Koeman en la previa, los detalles son los que terminan desnivelando la balanza a favor de uno u otro. El Clásico entra a escena.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.