El neerlandés Frenkie de Jong salió expulsado del choque. Foto EFE.

El FC Barcelona empató a cero contra el Cádiz en el estadio Nuevo Mirandilla, en un encuentro en el que los azulgrana acabaron con 10 futbolistas por la expulsión de Frenkie de Jong (m.63), siendo expulsado también su técnico Ronald Koeman en el tiempo añadido.

Tras este resultado, el Barcelona suma 9 puntos en la clasificación y el Cádiz seis. El Barcelona alineó en defensa a Gerard Piqué y Óscar Mingueza como titulares en lugar de Eric García y el lesionado Alejandro Balde, respecto a la última alineación que se midió al Granada.

En el centro del campo, el canterano Pablo Martín ‘Gavi’ sustituyó a Sergi Roberto y en la delantera el neerlandés Luke de Jong ocupó el puesto del brasileño Philippe Coutinho. En la primera parte, el conjunto de Koeman mandó en el partido, tocando la pelota en el medio campo, aunque sin poder llegar con peligro al área del Cádiz en busca del gol.

El Cádiz resguardó su portería con un sistema defensivo caracterizado por el orden y las ayudas solidarias entre los integrantes del equipo, obedeciendo las consignas de su entrenador, Álvaro Cervera.

El Cádiz se quedó sin uno de sus pilares, el volante Rafael Giménez ‘Fali’, que cayó lesionado en una rodilla al pisar mal en un envío. Entró en su lugar el danés Jens Jonsson. El equipo azulgrana notó ahogo en su juego, estuvo oscuro en la circulación y falto de frescura.

Tras la reanudación, Cervera puso las cartas de ambición sobre la mesa alineando al veloz Salvador Sánchez ‘Salvi’ en la banda derecha. En la primera jugada tuvo el conjunto gaditano una gran ocasión, en disparo de Álvaro Negredo al que respondió con una buena parada el alemán Ter Stegen (m.46).

En estos primeros minutos, los azulgrana intentaron cercar la meta del equipo gaditano con un juego más ágil que en la primera parte. Memphis Depay le pegó desde la frontal y el argentino Jeremías Conan Ledesma, muy atento, detuvo abajo con la mano derecha el disparo seco del neerlandés (m.51).

La defensa encajonada de los cadistas fue un agobio para el Barcelona, incapaz de derribar el muro atrincherado de los pupilos de Cervera y en inferioridad tras la expulsión de Frenkie de Jong, por dos tarjetas amarillas en tres minutos. El Cádiz tuvo su mejor ocasión en un doble remate, primero de Salvi que paró Ter Stegen y después en un lanzamiento fuera del rechace por parte de Rubén Sobrino con toda la portería para él (m.80).

La última oportunidad clara fue para el Barcelona, tras una jugada de Piqué que Memphis no acertó a anotar (m.92).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.