Muller, Lewandowski y Alaba marcaron los tantos del encuentro. Foto EFE.

El Bayern Munich goleó por 0-4 al colista Schalke 04, con lo que aumentó a siete puntos su ventaja sobre el segundo clasificado, consolidándose como líder de la Bundesliga.

Manuel Neuer completó su partido 197 sin encajar un solo gol, un partido más que Oliver Kahn, con lo que tiene ahora el récord en solitario en esa categoría en la primera división de la liga alemana.

En lo que se había jugado de jornada, muchos resultados favorecían al Bayern. El Leipzig había perdido sorpresivamente ante el penúltimo, el Mainz, por lo que el Bayern estaba ante la posibilidad de aumentar su ventaja a siete puntos.

También habían perdido el Borussia Dortmund y el Bayer Leverkusen. Del otro lado, habían ocurrido resultados -derrotas del Hertha y del Arminia Bielefeld- que daban alguna esperanza al Schalke de aproximarse con una improbable victoria.

Si el penúltimo, el Mainz, había derrotado al segundo, el Leipzig, un triunfo del colista ante el líder no era completamente imposible y el Schalke lo intentó. Procuró permanentemente jugar hacia adelante, aunque con muchos problemas para salir, ante la presión adelantada de los visitantes.

El Bayern tuvo la primera ocasión, con un remate de cabeza de Robert Lewandowski a centro de Joshua Kimmich en el minuto 7, pero el Schalke también generó llegadas claras en la primera media hora de juego. Manuel Neuer tuvo que intervenir dos veces, ante un remate de cabeza de Marc Uth en el minuto 11, y ante otro de Kabac en el 30.

Sin embargo, los bávaros tenían más llegada y uno de los protagonistas de la primera parte fue el meta del Schalke, Ralp Fáhrmann. En el 23, tuvo una reacción impresionante ante un lanzamiento indirecto de falta de Lewandowski y luego ante un disparo a quemarropa de Serge Gnabry, que había ganado el rebote.

En el 32, otra vez Fährmann evitó el gol del Bayern, al parar un remate de Kimmich desde la media luna. En el 33, ya no pudo hacer nada ante un cabezazo de Müller, que marcó a centro de Kimmich al segundo poste.

El Bayern fue claramente superior ya en la primera parte, pero se fue al descanso solo con un gol de ventaja y tuvo que esperar a la segunda parte para sentenciar. El segundo llegó en el 54, por intermedio de Lewandowski que marcó con un remate dentro del área, tras sacudirse de la marca de Kabac, y a pase de Kimmich desde la línea central.

La goleada solo se selló en los minutos finales. En el 88, Müller hizo el tercero al rematar de cabeza un lanzamiento de falta de Kimmich y Alaba en el 90 marcó el cuarto con un remate raso desde fuera del área.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.