Bloomberg: China compra petróleo venezolano manipulado para esquivar el embargo estadounidense
/ Foto: Capture Bloomberg TV

En un reporte para Bloomberg, la periodista Jasmina Kelemen señala que entre las acciones para evitar la detección de los barcos en altamar y las sanciones estadounidenses se incluyen transferencias de barco a barco, empresas fantasmas y señales satelitales silenciadas.

Pero también habrá que sumar mezclar el contenido de los barriles con aditivos químicos y cambiar su nombre en la documentación para que puedan venderse como un producto completamente diferente sin dejar rastro del origen venezolano.

Al respecto, el medio estadounidense especializado en mercados y finanzas señala que tuvo acceso a facturas y correos electrónicos que muestran hasta dónde llegan algunos comerciantes para disfrazar el origen del crudo y llevarlo a Asia, lo que convierte a las refinerías chinas en un sustento esencial para la maltrecha industria petrolera de Venezuela.

Los funcionarios estadounidenses, por supuesto, no pueden prohibir que las empresas chinas o internacionales compren petróleo venezolano. Sin embargo, pueden exprimirlos financieramente al prohibirles hacer negocios con empresas estadounidenses. Por eso se toman pasos tan intrincados para disfrazar el origen del crudo.

Embargo difícil de aplicar

La aplicación del embargo estadounidense resulta difícil, dice Scott Modell, director gerente de Rapidan Energy Advisors LLC: “Hay muchas formas de eludir las sanciones y mucha gente dispuesta a correr el riesgo porque hay mucho dinero que ganar”.

Los documentos muestran crudos cargados en Venezuela, de la variedad Hamaca, por ejemplo, que reciben tratamiento con aditivos químicos frente a las costas de Singapur y reaparecen en el mercado como cargamentos con nuevos nombres como “Singma” o simplemente una mezcla bituminosa.

Bloomberg: China compra petróleo venezolano manipulado para esquivar el embargo estadounidense
/ Foto: Capture Bloomberg TV

Swissoil Trading SA, una casa con sede en Ginebra, realizó las transacciones actuando en nombre de la empresa de petróleo mexicano Libre Abordo SA, sancionada por Estados Unidos en junio por comprar crudo venezolano.

En un correo electrónico en el que respondió preguntas de Bloomberg, el abogado de la compañía dijo: “Swissoil Trading SA no está comercializando y no ha comercializado petróleo crudo de Venezuela”.

China, el mercado receptor

Sin embargo, Bloomberg tuvo acceso a documentos que muestran que Swissoil vendió y entregó el año pasado a China al menos 11,3 millones de barriles de petróleo venezolano bajo la apariencia de otros nombres.

Los datos de aduanas sugieren que estos documentos representan la punta del iceberg y que otras empresas también se dedican a este tipo de actividades ilegales. China no ha importado oficialmente crudo venezolano desde septiembre de 2019, pero sus compras a Malasia, que no han aumentado significativamente sus capacidades de producción de crudo pesado, en 2020 aumentaron al nivel más alto en datos que se remontan a 2004.

Datos recolectados demuestran que más de la mitad de las exportaciones de petróleo venezolano el año pasado terminaron en China. Y para diciembre, el gigante asiático representaba todas las exportaciones de petróleo del país.

Con información de Bloomberg.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.