Reymi Ferreira, ministro boliviano de Defensa. (Foto EFE).
COMPARTE

El ministro boliviano de Defensa, Reymi Ferreira, acusó este viernes de asesinato al piloto del avión de LaMia, que se estrelló en Medellín con 77 personas a bordo, por haber volado su nave con escaso combustible, en un caso que comenzó a tomar dimensiones de carácter político.

En definitiva, no ha habido un accidente, ha habido un homicidio, lo que ha ocurrido en Medellín es un asesinato, dijo Ferreira a periodistas en Cochabamba, centro del país.

Ante la consulta de que si el piloto (Miguel Quiroga) era el responsable, Ferreira respondió: “obviamente, si el piloto sólo hubiese cumplido lo que dice la norma, que es aterrizar en Cobija o en Bogotá, o por lo menos antes de accidentarse haya anunciado emergencia desde el comienzo, es posible que no se suscitara esta tragedia”.

Según un informe oficial de una funcionaria aeroportuaria boliviana, Quiroga habría decidido obviar las paradas en puntos de reabastecimiento de combustible. Un técnico que sobrevivió a la tragedia testimonió también que el piloto no reportó una emergencia en el vuelo.

“Que alguien se atreva a llevar pasajeros (..) con la gasolina exacta, viola un protocolo fundamental, básico de la aeronavegación civil, que debe tener al menos una hora y media de autonomía de vuelo desde donde parte hasta donde va a llegar”, señaló Ferreira.

Ante las críticas, la viuda de Quiroga, Daniela Pinto, pidió públicamente el miércoles que la gente entienda que su mi marido no era ningún monstruo.

Un asunto político

Luego del accidente algunos sectores de oposición acusaron de negligencia al presidente Evo Morales por supuestamente haber avalado el funcionamiento irregular de la firma. “Pretender politizar este asunto, tratar de inculpar al presidente es un despropósito gigante”, reaccionó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Aún así, el vicepresidente Álvaro García dijo a la televisión este viernes que es muy importante tomar en cuenta que el piloto Quiroga es yerno del exsenador Roger Pinto, enconado opositor de Morales, y que está refugiado en Brasil desde agosto de 2013.

Según reportes oficiales, Quiroga es socio de la compañía LaMia. Por declaraciones de familiares, el que ha puesto el dinero es el senador Roger Pinto y el yerno Miguel Quiroga, piloto que falleció en el accidente era representante y también piloto, declaró García.

Pinto será parte de la investigación

Fiscales de Bolivia, Brasil y Colombia, coordinan las investigaciones de las causas del accidente y, por el momento están con detención preventiva el gerente de la compañía Lamia, Gustavo Vargas Gamboa, y su hijo Gustavo Vargas Villegas, quien además fue jefe de registros de licencias de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Además, la Policía emitió una orden de captura internacional contra Celia Castedo, funcionaria aeroportuaria y primera enjuiciada por el caso, que buscó refugio en Brasil. Otro socio de la compañía, Marco Antonio Rocha, permanece en Asunción, Paraguay, desde una semana antes del accidente.

En el siniestro murieron 71 de las 77 personas que iban a bordo, entre ellas jugadores y directivos del club Chapecoense de Brasil, así como periodistas. Hubo además seis sobrevivientes.

Vargas admitió hace algunos días que la nave, un BA-146 modelo RJ85 que despegó de Santa Cruz, debió haberse reabastecido de combustible en el poblado boliviano de Cobija, en el extremo norte del país, para continuar su ruta hacia la ciudad colombiana de Medellín. La nave siguió de largo y tampoco fue reabastecida en Bogotá, según reportes preliminares.

Una de las principales hipótesis que se maneja es que el avión se precipitó a tierra porque se quedó sin combustible poco antes de llegar al aeropuerto de Rionegro, que sirve a Medellín noroeste.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.