COMPARTE

El secretario de asuntos electorales de Proyecto Venezuela en Carabobo, Diego Borges aseguró que la agenda del régimen está perfectamente definida, y no es otra que llegar al 2018 sin realizar elecciones.

Para Borges el régimen tiene un rechazo superior al 80%, y siendo así sabe que se enfrentará a una gran derrota, aún controlando, como lo hacen el CNE y el TSJ.

El dirigente de la tolda amarilla asegura la administración del Presidente Nicolás Maduro, hará todo lo que esté en sus manos para no se realice ningún tipo de elección en el país. A su entender esto quedó ratificado, al evitar el Referendo Revocatorio y al no realizar las elecciones regionales el año pasado, sin ningún motivo valedero para la suspensión.

Borges apuntó que la oposición no puede pensar ingenuamente que el CNE “así como así va a convocar elecciones”.

El exparlamentario subrayó que las condiciones sociales, políticas y económicas indican que debe haber un giro en la conducción del país, y que éste no puede esperar más.

Desde la óptica de Borges ese cambio se puede materializar a través de dos caminos: el primero, que es el más deseado por el régimen es que el pueblo se vuelque violentamente a las calles provocando un escenario en el que el gobierno se sabe mover muy bien, con sus milicias más los poderes controlados. Siendo así tomaría  la decisión de suspender todo evento electoral y con ello suspender todas las garantías.

“Ellos sueñan con esa salida, afortunadamente el pueblo sabe que esa no es la vía”.

La segunda vía es la democrática, es decir, llamar a elecciones. Aquí es donde el sector democrático que adversa al régimen debe trazar una sola agenda para lograr el objetivo.

“Desde mi punto de vista la forma en que la MUD tiene para presionar al régimen para que convoque a elecciones, es llamando de inmediato a sus primarias”.

Las primarias en la oposición -dijo Borges-, traerían en una primera etapa romper con el estado inmóvil en que nos encontramos, ya que en toda Venezuela los precandidatos se movilizarían y dentro de su discurso explicarían que esta es la manera democrática de presionar para que se den las elecciones. “Y al tener ya los candidatos todos contactando al pueblo colaborarían para que a la vista del mundo se ratifique quiénes son los que no quieren salidas democráticas en Venezuela”.

Diego Borges enfatizó que no es la salida óptima, pero es el arma democrática que tenemos. Esperar por organismos internacionales que solventen este drama que vivimos a diario es seguir creyendo en pajaritos preñados. “La salida es hacer las primarias y prepararnos para las elecciones que vengan, y al mismo tiempo ver si el PSUV se atreve a escoger sus candidatos para ir a una contienda electoral que desde ya se les perfila como una gran derrota”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.