Foto: AFP
COMPARTE

El Botafogo perdió la oportunidad de anotarse una importante victoria en casa y empató 0-0 contra el Gremio en el reñido partido de ida de una de las series de cuartos de final de la Copa Libertadores en el estadio Nilton Santos de Rio de Janeiro.

El duelo brasileño fue intenso y muy disputado, pero ninguno de los dos equipos logró definir las escasas ocasiones claras que tuvieron, especialmente en una angustiante segunda parte.

Aunque el ‘Engenhao’ estaba con los ánimos altos y a rebosar con más de 36.000 espectadores, los cariocas se quedaron con las ganas de ver ganar al ‘Fogao’, que llegaba exultante después de haber vencido el clásico del domingo contra el Flamengo.

Y, aunque le pusieron mucha garra y hoy recuperaron a Joel Carli, Joao Paulo y Rodrigo Lindoso, los de Jair Ventura no consiguieron modificar el marcador a lo largo de los 90 minutos.

Empezaron la primera parte ofensivos y tuvieron un par de buenas ocasiones con un cabezazo de Matheus Fernandes y un tiro desviado de Bruno Silva, pero el Gremio no iba a ponerles las cosas fáciles e incluso reclamó dos penales durante los primeros 45 minutos.

Segundos en el Brasileirao, los gaúchos vienen arrastrando una mala racha con cuatro derrotas fuera de casa, y hoy sintieron la ausencia de su gran estrella, el internacional Luan, en tratamiento por una lesión en el muslo derecho.

También la reciente pérdida del atacante Pedro Rocha, fichado por el Spartak de Moscú.

No hubo forma de cambiar el 0-0.

Al volver del descanso, el Botafogo entró mordiendo y apenas en el primer minuto del segundo tiempo una combinación de Roger con Gilson acabó con este último en el suelo del área en su disputa con Edílson.

Los cariocas reclamaron penal, pero el árbitro José Argote no marcó ninguno en todo el partido.

La mejor ocasión para el Gremio fue al minuto 78 con un cañonazo de volea de Fernandinho tras un pase en el área de Léo Moura, pero que Carli desvió al apoyar al ‘Gatito’ Fernández desde la portería.

Una vuelta emocionante 

Este resultado deja las cosas abiertas para la vuelta, que se jugará el próximo miércoles en la temida Arena do Gremio de Porto Alegre.

Y aunque a priori beneficia a los de Renato Gaúcho, también les pone más presión.

Un nuevo empate a cero se tendría que definir en penales y cualquier empate con goles clasificaría al ‘Fogao’. Con lo que los de Renato Gaúcho solo pueden salir a ganar.

El Gremio es, de hecho, uno de los favoritos para llevarse esta Libertadores, su gran objetivo después de haber caído en la semifinal de la Copa de Brasil.

El Botafogo, más modesto y en la séptima posición de la liga brasileña, hacía más de 40 años que no estaba en los cuartos de la copa continental.

Con el ímpetu del joven Ventura -hijo de la leyenda de la Seleçao Jairzinho- espera hacer historia y pasar a semis, igualando la mejor campaña de este club centenario que nunca fue finalista de la Libertadores.

Entre el público hoy, un observador atento e ilustre: Tite, que el viernes anunciará su convocatoria para los partidos de la ‘canarinha’ contra Bolivia y Chile para las eliminatorias del Mundial Rusia-2018, en el que Brasil lleva semanas clasificado.

El ganador de la serie entre el Botafogo y el Gremio se medirá en las semifinales de la Libertadores con el vencedor de la llave que disputan el brasileño Santos y el Barcelona de Ecuador.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.