Tom Brady, mariscal de campo de los Buccanners de Tampa Bay. / Foto cortesía cnn.com

El legendario mariscal de campo Tom Brady volvió a liderar la ofensiva ganadora de los Buccaneers de Tampa Bay al imponerse de visitantes por 23-25 a los Giants de Nueva York en el tradicional “Monday Night Football” con el que se cerró la Semana 8 de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

La victoria, con suspense, fue la tercera consecutiva de los Buccaneers, la cual les permitió ponerse con marca ganadora de 6-2 y quedarse como líderes solitarios en la División Sur de la Conferencia Nacional (NFC), mientras que los Saints de Nueva Orleans (5-2), ocupan el segundo puesto.

Brady completó 28 de 40 envíos para 279 yardas, incluidos dos que fueron de anotación. Además, tuvo una gran protección y acabó con 106,1 de índice de pasador.

Sus objetivos en los pases de anotación fueron el ala cerrada Rob Gronkowski y el receptor abierto Mike Evans, mientras que el pateador Ryan Succop estuvo perfecto al anotar cuatro goles de campo y hacer un punto extra para sumar 13 puntos.

Fue el pase de touchdown número 93 en su carrera de Brady a Gronkowski, incluida la postemporada. Eso los colocó por delante de Steve Young y Jerry Rice en la segunda mejor marca de la historia de la NFL, detrás de los 114 de Peyton Manning y Marvin Harrison.

El polémico receptor abierto Antonio Brown, recién contratado, ahora es elegible para unirse a los Buccaneers, tras haber cumplido ya con la suspensión de ocho partidos que la pasada temporada le impuso la NFL por su comportamiento antideportivo y problemas legales.

La presencia de Brown en la ofensiva de los Buccaneers permitirá que Brady tenga un arma más para hacer que su juego sea todavía más dominante y productivo de cara a lo que resta de temporada.

La defensa de los Buccaneers también se encargó de asegurar el triunfo cuando impidieron que los Giants hicieran la jugada de conversión de dos puntos que pudo haber sido el empate en el marcador y forzar el tiempo extra.

Los Giants consiguieron un pase de touchdown de 19 yardas del joven mariscal de campo Daniel Jones al receptor abierto Golden Tate con 28 segundos para el final, obteniendo una conversión en cuarta oportunidad en el camino.

Pero fracasaron en un intento de conversión de dos puntos, ya que los árbitros consultaron y decidieron no llamar a la interferencia de pase al profundo de los Buccaneers, Antoine Winfield Jr., por contacto en la zona de anotación con el corredor de los Giants Dion Lewis.

Los Buccaneers recuperaron una patada lateral y agotaron el reloj sin ningún tipo de problema para asegurar la victoria.

Esta vez en el campo no estuvo Eli Manning, el mariscal de campo que llevó a los Giants a improbables sorpresas en el Super Bowl ante Brady y los Patriots de Nueva Inglaterra para concluir las temporadas 2007 y 2011.

Los Giants, con Manning retirado, son un equipo de una sola victoria en lo que va de temporada bajo la dirección de Jones, quien completó 25 de 41 lanzamientos para 256 yardas, sin que al final pudiese ser factor ganador.

Jones hizo dos envíos de anotación y también le interceptaron otros dos, además de ser derribado tres veces en 18 oportunidades que tuvo la defensa de Tampa Bay, lo que le costó acabar el partido con 74,8 en su índice de pasador.

La derrota dejó a los Giants con marca perdedora de 1-7 y en el último lugar de la División Este de la Conferencia Nacional (NFC) y ya sin ninguna opción de luchar por estar en la competición de los playoffs.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.