(Foto AFP)
COMPARTE

Brasil le ofreció hoy asilo político a la exfiscal Luisa Ortega, que abandonó su país tras ser acusada de traición por el Gobierno de Nicolás Maduro, aunque la funcionaria aún no ha decidido en dónde se radicará, según fuentes oficiales.

La oferta de asilo fue anunciada hoy por el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes, tras reunirse con Ortega en Brasilia.

El canciller informó que si Ortega necesita asilo, por ser un caso notorio de persecución política, le sería concedido inmediatamente.

Interrogado sobre si Ortega estaría buscando asilo en Estados Unidos, Nunes dijo que la exfiscal le manifestó su intención de permanecer en Suramérica.

“Ella prefiere quedarse en Suramérica aunque en los próximos días tiene una agenda internacional debido a que pretende ir a La Haya y a la OEA”, afirmó el canciller brasileño al indicar que Ortega pretende denunciar la grave situación política venezolana, tanto a la ONU como ante la OEA.

Nunes dijo que en la reunión que tuvo con Ortega abordaron entre otros el asunto de los miles de venezolanos que han buscado refugio en Brasil, entre los cuales figuran algunos miembros del Ministerio Público.

Ortega llegó en la madrugada de este miércoles a Brasilia para participar en una reunión de fiscales de los países del Mercosur, en la que fue tratada como la fiscal legítima de Venezuela y que aprovechó para denunciar que sufre una persecución política por sus investigaciones de corrupción contra altas autoridades.

La exfiscal afirmó que tiene muchas pruebas de corrupción contra los principales dirigentes chavistas y contra el presidente Nicolás Maduro, que pretende entregarlas a otros países para que las investiguen.

“Tengo pruebas en el caso Odebrecht que comprometen a Maduro, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez y otros”, afirmó Ortega en la ceremonia de apertura de una reunión de fiscales de los países del Mercosur en Brasilia, donde dijo que quería denunciar ante el mundo la situación de corrupción desmedida en Venezuela.

“Estas pruebas que tenemos se las voy a entregar a las autoridades de distintos países, como Estados Unidos, Colombia y España, para que se investiguen, porque en Venezuela no hay justicia, en Venezuela es imposible que se investigue cualquier hecho de corrupción o de narcotráfico, y, en consecuencia, la comunidad internacional tiene que investigar estos casos”, agregó.

La exfiscal venezolana desembarcó en Brasil pocas horas después de que Maduro anunciara que le pedirá a Interpol su captura y la su esposo, el diputado chavista Germán Ferrer, acusados de integrar una red de extorsión enquistada en el Ministerio Público.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.