Desarticulan en Brasil una red internacional que enviaba droga para Europa
/ Foto: Cortesía

La Policía Federal de Brasil desarticuló este martes una red de tráfico internacional de drogas que operaba en trece estados, tenía como destino a Europa y se dedicaba también al blanqueo de dinero, según informaron las autoridades.

La denominada operación “Más allá del Mar”, en alusión a que la droga se enviaba principalmente desde los puertos de Río Grande do Norte y Pernambuco, estados en la región Nordeste y los más próximos a Europa, cumplió 139 órdenes de allanamiento y 50 de prisión.

Operaba en 12 estados y el Distrito Federal

El operativo, según un comunicado de la Policía Federal, movilizó 630 agentes en los estados de Alagoas, Bahía, Ceará, Paraiba, Río Grande do Norte y Pernambuco (nordeste); Goiás, Mato Grosso do Sul y Distrito Federal (centro-oeste); Paraná y Santa Catarina (sur); Pará (norte) y Sao Paulo (sudeste).

De acuerdo con el balance preliminar, resultaron confiscados siete aviones, cinco helicópteros, 42 camiones y 35 inmuebles rurales y urbanos que pertenecían a los sospechosos de liderar la organización delictiva, además del bloqueo judicial de 100 millones de reales (unos 18,3 millones de dólares) de sus cuentas bancarias.

En Recife, capital de Pernambuco y donde se lleva a cabo el proceso judicial, las autoridades explicaron que la red estaba integrada por cuatro grupos “autónomos”, con operaciones independientes, pero terminaban “actuando en conexión” para enviar “toneladas de cocaína a Europa”.

Célula importadora y brazo financiero en Sao Paulo

La primera “célula”, establecida en Sao Paulo, la mayor ciudad del país, se encargaba de la “importación” de la droga proveniente de Paraguay, a través de las fronteras de ese país con los estados de Paraná (sur) y Mato Grosso do Sul (centro-oeste), y de su traslado por vía aérea a otras regiones del país.

La segunda, según la Policía, tenía como base la ciudad de Campinas, en el estado de Sao Paulo, y en asocio con la primera distribuía la droga en territorio nacional y establecía los nexos con los grupos encargados de comercializarla también en Cabo Verde y Europa.

El tercer grupo operaba desde Recife y envolvía empresas de transporte de carga, que movilizaban la droga por vía terrestre y respondían por la logística en los puertos, principalmente el de Natal, capital de Río Grande do Norte, para el envío clandestino de la cocaína a Europa.

La cuarta célula, identificada en el barrio de Braz, en el centro de Sao Paulo y una zona con gran presencia de inmigrantes extranjeros, funcionaba como una especie de “brazo financiero” de la organización con cuentas bancarias a nombre de “titulares fantasmas”, para facilitar el blanqueo y operaciones de cambio.

Incautaciones en medio de la pandemia

Durante la fase previa de la operación policial de este martes, resultaron detenidas doce personas e incautadas más de once toneladas de cocaína desde marzo de 2019, cuando cayó en Jundiaí (interior del estado de Sao Paulo) uno de los cabecillas buscado por diez años por las Policías de Estados Unidos y del Reino Unido.

“Aún con la situación de emergencia de salud pública por la pandemia del nuevo coronavirus y el aislamiento social impuesto por las autoridades sanitarias, la red criminal no interrumpió las operaciones y por eso entre marzo y julio fueron incautadas más de 1,5 toneladas de cocaína”, puntualizó la Policía brasileña. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.