El escritor, cineasta y dramaturgo argentino Edgardo Cozarinsky. (EFE)

El escritor argentino Edgardo Cozarinsky se alzó hoy en Bogotá con el V Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez con su obra “En el último trago nos vamos”, un caleidoscopio de todos sus modos narrativos cuyo nexo es la relación de sus personajes con la vida y la muerte.

El jurado valoró por encima de otros aspectos “el gran oficio narrativo” del libro y sus “raíces profundas en una antigua tradición literaria y de una notable solidez intelectual” por parte del autor, de 79 años.

“Entre sus temas están la identidad existencial, la vejez y la infidelidad de los recuerdos, todos elaborados por Cozarinsky de una manera singular, otorgándoles una dimensión literaria solvente y necesaria”, destacó el acta del jurado.

Tal y como reconoció el laureado al recibir el premio, Gabriel García Márquez le cambió la vida. En concreto, su obra “Relato de un náufrago”, que lo sacó de la “frustración” que sentía en sus años de juventud al ver que el periodismo no colmaba sus ambiciones literarias.

El Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez es el más importante de este género literario en lengua castellana y es convocado anualmente desde 2014 por el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia.

El galardón fue creado para estimular el género del cuento, uno de los preferidos del Nobel de Literatura colombiano, fallecido en abril de 2014.

“Hemos sido testigos, en estos cuatro años, del aporte del premio para que los autores tengan nuevas ediciones de sus obras, traducciones a otros idiomas y circulación en las más importantes ferias internacionales”, sostuvo la directora de la Biblioteca Nacional, Consuelo Gaitán.

Para encontrar las referencias literarias de Cozarinsky, nacido en Buenos Aires en 1939 en una familia judía de origen ucraniano, hay que ir más allá de la narrativa latinoamericana contemporánea y buscar en la eslava del siglo XIX: los rusos Anton Chéjov y Fiódor Dostoyevski o el austrohúngaro Joseph Roth.

“Sus cuentos describen mundos diversos en los cuales los protagonistas resultan ser fantasmas o, al menos, fantasmagóricos. Los escenarios van de la geografía argentina hasta los de Europa del Este y Asia, todos arraigados en el imaginario de Cozarinsky”, agregó el jurado.

El premio, convocado por el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia, está dotado con 100.000 dólares para el ganador y 3.000 para los finalistas, que en la presente edición fueron los también argentinos Santiago Craig y Pablo Colacrai, la chilena Constanza Gutiérrez y el colombiano Andrés Muñoz.

En declaraciones a Efe, el escritor mexicano Élmer Mendoza, miembro del jurado, reconoció que el material finalista era “impecable”, por lo que no fue “nada fácil” hacer “una deliberación rápida” sobre quién debía llevarse el galardón.

Mendoza, quien ejerció como presidente del jurado, apreció una “coincidencia” entre las cinco obras finalistas, principalmente “en el trabajo con la intimidad”, al versar todas las obras sobre un personaje principal y sus “transformaciones internas”.

Por su parte, Cozarinsky también destacó la influencia en su obra del cantautor mexicano José Alfredo Jiménez (1926-1973), y de hecho el título del libro premiado, “En el último trago nos vamos”, es un verso de una de sus rancheras más populares, “El último trago”.

El compendio de cuentos de Cozarinsky refleja su “espíritu nómada”, ya que ambientó algunos en lugares tan dispares como Buenos Aires y Camboya.

“Hay lugares que te dejan una impresión, una marca, y esa marca se desarrolla a veces en forma de personajes, historias, en sentimientos”, reconoció el ganador en declaraciones a Efe.

Por su parte, Pablo Colacrai valoró que el concurso esté “levantando la cuentística latinoamericana” y señaló que en Argentina se lee con detenimiento a los finalistas año tras año, lo que permite trazar “nuevos esquemas de influencia” a nivel literario.

Para Andrés Muñoz, el premio supone “el estímulo más importante al cuento en lengua castellana”, según detalló a Efe, y añadió que en la parrilla de partida había cuentistas a los que “admira y respeta”, por lo que el hecho de haber llegado a ser finalista lo llenó de alegría. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.