(Foto AFP)
COMPARTE

Calma y normalidad en Ecuador en el último día de reflexión para los ecuatorianos, quienes acudirán mañana a las urnas para elegir al presidente de los próximos cuatro años, sucesor al frente de la República del hombre que ha gobernado por una década: Rafael Correa.

Cerca de 13 millones de ciudadanos ecuatorianos y residentes extranjeros decidirán entre los dos candidatos más votados en la primera vuelta del pasado 19 de febrero: el oficialista Lenín Moreno, de Alianza País (AP, izquierda) y el opositor Guillermo Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (CREO, centroderecha).

La última jornada de reflexión mostró una rebaja obligatoria en el grado de confrontación política debido al “silencio electoral”, pero no fue un mutis absoluto. Ambos candidatos aprovecharon la falta de regulación electoral sobre la publicación en redes sociales para lanzar sus últimos mensajes.

Adelantándose a la posibilidad de que se repitan las protestas y las acusaciones de fraude que surgieron tras la primera vuelta, el Consejo Nacional Electoral (CNE) hizo un llamamiento a AP, CREO y sus simpatizantes “a vivir una auténtica fiesta democrática” este 2 de abril y a “esperar los resultados oficiales de forma pacífica”.

EL CNE exhortó también a la ciudadanía a informarse sobre el avance de los resultados “mediante los canales oficiales”.

Sin embargo, la Policía cerró al tráfico calles de los alrededores de diversos edificios de instituciones electorales, valló el perímetro de la sede del CNE en Quito e incrementó su seguridad para tratar de evitar que se produzcan incidentes en caso de que se repitan las concentraciones ciudadanas de protesta de la primera vuelta.

Al llamado del CNE a la calma se sumaron misiones de observación electoral internacional, como la de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que, a través de su coordinador, Alexander Vega, rechazó también las posibilidades de fraude.

Por su parte el representante especial de esta misión y expresidente de Uruguay, José Mujica, mandó un mensaje de tranquilidad y optimismo a los ecuatorianos.

“Hay que luchar por la paz y eso no significa no tener diferencias. La democracia no es perfecta y el proceso al que mañana están convocados los ecuatorianos la fortalece, pero después de la decisión adoptada en las urnas, la vida sigue, Ecuadorcontinuará desde la cotidianeidad, su lucha por el progreso”, sostuvo Mugica.

En el aspecto logístico, a lo largo del día se terminó de distribuir el material electoral en la última de las provincias, Pichincha, en la que se encuentra la capital del país, Quito, y en la que hay acreditadas más de 7.000 juntas receptoras de voto (mesas electorales) de las cerca de 41.000 que hay en todo el país.

Los electores podrán acudir a depositar su voto entre las 7.00 (12.00 GMT) y las 17.00 (22.00 GMT) horas, momento en el que los militares, tras el escrutinio de las juntas de votación, procederán a recoger las urnas de sufragio.

“Luego del escrutinio en las juntas de votación respectivas, nosotros nuevamente (…) regresamos a la delegación provincial de Pichincha en este caso, a entregar este material para que siga el proceso respectivo por parte del CNE”, comentó a Efe el oficial encargado de esta tarea en Pichincha, teniente coronel Enrique Acosta.

Esta previsto que sobre las 20.00 horas (01.00 GMT) el CNE dé un primer recuento parcial y, al igual que en la primera vuelta, el cómputo se podrá seguir a través de la página web www.cne.gob.ec del ente electoral.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.