(Foto referencial)
COMPARTE

En el pasado asueto navideño se produjeron once intentos de robo en las distintas áreas de la Universidad de Carabobo, pero afortunadamente se pudieron frustrar ocho de ellos. Sin embargo, producto de esta acción delictiva, buena parte del campus Bárbula se mantiene completamente a oscuras.

El vicerrector administrativo, José Angel Ferreira, informó que de la oficina de Secretaría en el rectorado, los delincuentes se llevaron 12 computadoras, y a pesar de que los equipos estaban asegurados, reponerlos es bastante difícil por la situación económica por la que atraviesa la universidad.

Ferreira indicó que los malhechores se robaron unos tubos de un tablero ubicado en la avenida Salvador Allende, lo cual trajo como consecuencia que toda el área, incluyendo los estacionamientos del campus Bárbula, esté en penumbras, lo cual es negativo en cuanto a seguridad se refiere.

En Ingeniería unos desadaptados estaban arrancando un transformador eléctrico, pero fueron alertados los efectivos policiales y lograron capturarlos. Pero en el área de los pabellones, desconocidos se robaron el comprensor de un aire acondicionado. En otras dependencias, la presencia policial logró ahuyentar a los delincuentes.

Ferreira precisó que el mayor daño que se le causó a la UC, fue el robo de los equipos en la Secretaría. Apuntó que fueron enviados oficios al Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, mediante los cuales se solicitó la asignación de otras computadoras.

PÉRDIDAS SIN CUANTIFICAR

El secretario, Pablo Aure, indicó que hasta ahora no se ha podido cuantificar las pérdidas por los robos de los equipos, pero adelantó que son millonarias, si se toma en consideración el valor que tenía cuando se adquirieron, y lo que económicamente representa ahora su reposición.

Aure refirió que por los momentos el despacho a su cargo está trabajando a medias, con unas laptos y otros equipos que facilitó José Angel Ferreira, mientras se espera la respuesta del MEUCT. De la Dirección General de Asuntos Estudiantiles fueron robados varios metros de cables, lo que impidió el inicio de sus actividades con normalidad, pero ya se logró reponer el fluido eléctrico en esa dependencia.

El profesor dijo que es necesario que el Gobierno Nacional autorice dólares preferenciales, para que la universidad pueda reponer las computadoras, pues de lo contrario será muy difícil hacerlo.

El secretario hizo un llamado al alcalde de Naguanagua, Alejandro Feo La Cruz, para que colabore con la reposición del alumbrado público en las principales vías de acceso al campus Bárbula, ya que la prestación de ese servicio depende de él. Cuatro luminarias para todo el campus son insuficientes.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.