La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland. (Foto cortesía)
COMPARTE

La situación en Venezuela afecta a todos los países del continente, sentenció la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freelandy, quien les pidió a los Estados de la región  trabajar para cambiar las cosas, mientras que Guatemala destacó la importancia del diálogo para superar la crisis en esa nación.

Canadá siente una obligación legal, política, y por supuesto moral, de defender al pueblo de Venezuela. Sus voces no deben ser silenciadas mediante la represión, sostuvo Freeland durante la reunión de cancilleres de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la situación social y política en Venezuela.

La crisis venezolana, además de tocarnos a todos en el sentido moral, nos afecta a todos, argumentó la ministra, al recordar que hay cada vez más gente desesperada huye de Venezuela y existe el riesgo de que las armas caigan en las manos equivocadas.

Freeland consideró que no es posible solucionar la crisis sin un proceso creíble de mediación entre el Gobierno y la oposición, ni tampoco mientras “líderes políticos clave estén encarcelados y se les prohíba competir” a cargos públicos.

Expresó su grave preocupación por la intención del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de crear una Asamblea Constituyente para reformar la Carta Magna, y llamó al establecimiento urgente de un calendario electoral y la liberación de los presos políticos.

Freeland instó a los países miembros de la organización a trabajar juntos, de aquí a la celebración a mediados de junio de la Asamblea General de la OEA en Cancún (México), para lograr un futuro más esperanzador para los venezolanos.

Canadá es uno de los países -junto a EE.UU., México, Perú y Panamá- que han impulsado un proyecto de declaración que pide a Maduro el cese de la Asamblea Constituyente en la forma en que está concebida actualmente, la liberación de los presos políticos y un calendario electoral con observación internacional.

No obstante, los países del Caribe promueven una declaración más suave y no está claro que pueda haber consenso entre los dos grupos en la cita de hoy.

Por su parte, Guatemala, cuyo canciller Carlos Raúl Morales preside la reunión, destacó la importancia de la OEA como foro para abordar de manera colectiva asuntos de la región e indicó que “no puede quedarse callado ante las violaciones de derechos humanos” en la nación petrolera.

Por otro lado, la delegación guatemalteca pidió a la Secretaría General de la OEA, que encabeza Luis Almagro, que enfoque sus esfuerzos en el diálogo, sin referirse directamente a la postura abiertamente crítica que mantiene el excanciller uruguayo sobre el Gobierno de Maduro y que denuncian países como Venezuela y Bolivia.

Venezuela está inmersa desde el pasado 1 de abril en una ola de protestas convocadas tanto por el Gobierno como por la oposición, muchas de las cuales han derivado en hechos violentos que han dejado ya al menos 59 muertos y un millar de heridos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.