Wang Yi. (EFE)
El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, mantuvo este sábado una llamada telefónica con su homóloga alemana, Annalena Baerbock, en la que insistió en la oposición china a las sanciones en el conflicto entre Ucrania y Rusia, según un comunicado publicado hoy por la Cancillería china.

Según Wang, “China se opone a las sanciones unilaterales que no tienen base en el derecho internacional”, dado que estas “no resolverán los problemas, sino que crearán otros nuevos”.

Wang aseguró a Baerbock que China “está prestando mucha atención” a la “situación en Ucrania”, y que el país asiático “apoya todos los esfuerzos para resolver políticamente” el conflicto.

El canciller chino explicó que “las preocupaciones legítimas de seguridad de todos los países han de tomarse en serio”, si bien apuntilló que “tras cinco rondas de expansión de la OTAN hacia el este, las demandas legítimas de seguridad por parte de Rusia han de abordarse adecuadamente”, como vienen declarando en las últimas semanas los diplomáticos chinos.

Durante la conversación telefónica, que se produjo a iniciativa de la parte alemana según la Cancillería china, Wang aseveró que “la Guerra Fría terminó hace mucho tiempo”, por lo que la OTAN “debe reconsiderar su propia posición y sus responsabilidades”, al tiempo que declaraba su apoyo al diálogo entre la Unión Europea, la OTAN y Rusia para “lograr la paz y la estabilidad en Europa”.

La llamada se produjo tras las charlas telefónicas que Wang mantuvo este viernes con su homóloga británica, Liz Truss, y el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en las cuales expresó que “China no desearía ver la situación actual” y que “es absolutamente imperativo” que todas las partes “se moderen” para evitar que la situación “se deteriore” o “se salga de control”.

Ese mismo día, Rusia utilizó su poder de veto para frenar en la ONU una resolución contra su invasión de Ucrania, un texto que contó con el apoyo de una clara mayoría del Consejo de Seguridad pero ante el que se abstuvieron tres países, entre ellos China.

La potencia asiática, que ha evitado hasta el momento condenar las acciones rusas y sorteado el uso de la palabra “invasión”, mantiene un difícil equilibrio durante la crisis ucraniana, en la cual trata de combinar su apoyo a la soberanía de todos los estados y a una solución dialogada con un respaldo a las demandas de seguridad de Rusia.

En los últimos días, el país asiático también ha acusado a Estados Unidos de “azuzar las tensiones y crear pánico” y de “echar más leña al fuego” después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, anunciase que proveería de armas a Ucrania y que impondría sanciones a Rusia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.