Chavismo rechazó las sanciones del Reino Unido a su diplomático Álex Saab
Cancillería de Venezuela / Foto: Archivo

El canciller de Venezuela, Félix Plasencia, acusó este lunes al presidente de Colombia, Iván Duque, de tener una «obsesión compulsiva» con el país caribeño y rechazó las declaraciones del mandatario en las que cuestionó los esfuerzos para restablecer un proceso de diálogo mientras Nicolás Maduro continúe en el poder.

«La obsesión compulsiva sobre Venezuela que padece el capo que se ha enquistado en el palacio de Nariño (sede del Gobierno colombiano), solo pretende ocultar las masacres, los desplazados y la tragedia humanitaria que se vive en Colombia, un narcoestado hecho a la medida del señor Duque», escribió Plasencia en Twitter.

Este domingo, el mandatario colombiano aseguró, en una entrevista con Efe, que «volver a la mesa (de negociación) es simplemente alargar una agonía de unos diálogos que no tienen fundamento porque el dictador lo que quiere es pertrecharse en el poder, no tiene sentido».

Duque consideró como condición prioritaria que «Maduro salga del ejercicio de la dictadura y la usurpación».

Y al manifestar su descrédito por el proceso de negociación de México entre la oposición venezolana y el Gobierno de Maduro, interrumpido abruptamente en octubre pasado, condicionó, además, todo avance, a que en Venezuela pueda haber un gobierno de transición con amplia representación de todos los sectores, la convocatoria de elecciones libres y un plan de reconstrucción económica.

Al respecto, Plasencia aseguró que «no es de extrañar que un político de su calaña, incapaz de respetar lo pactado en los acuerdos de paz en Colombia, se exprese de esa forma sobre los enormes esfuerzos que todas las partes involucradas han venido haciendo a favor de promover el consenso entre las y los venezolanos».

El funcionario venezolano aseguró que, con sus críticas a las negociaciones, Duque intenta ocultar la situación de su país.

El último intento de negociación entre el Gobierno de Venezuela y la oposición comenzó el 13 de agosto en México y fue congelado el 16 de octubre por decisión del oficialismo, en señal de protesta por la extradición del empresario Alex Saab -presunto testaferro del presidente Nicolás Maduro- de Cabo Verde a Estados Unidos, donde afronta un proceso judicial por lavado de dinero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.