(Foto Referencial)

El candidato a la Presidencia de Paraguay por el gobernante Partido Colorado, Mario Abdo Benítez, abrirá la puerta al debate sobre la reforma constitucional si llega a obtener el respaldo de los ciudadanos en las elecciones generales de abril de 2018.

Creo que es necesario el debate de una reforma constitucional, pero tiene que haber un gran consenso, y quien lidere no tiene que ser beneficiado por ningún artículo, porque sino pierde la autoridad moral y política, aseguró Abdo Benítez en una entrevista.

El senador matizó que esa reforma, que saldría de una Convención Nacional Constituyente, incluiría tratar la reelección presidencial, prohibida por la Carta Magna, pero como un tema accesorio.

Una Convención Nacional Constituyente donde el gran debate es la duración del mandato o la reelección es estéril. Hay otras cosas mucho más importantes, como la reforma del Poder Judicial, la despolitización de la Justicia, estamentos que se superponen en sus funciones, manifestó.

En ese sentido, el senador subrayó que su programa gira en torno a la reforma judicial, para avanzar hacia una Justicia valiente e independiente para luchar contra la impunidad y la corrupción y que incluya una renovación de las estructuras y de las personas.

“Tal vez no haga muchos amigos (con la reforma judicial), pero mis amigos van a ser los seis millones de habitantes que tiene Paraguay”.

Si alcanza la Presidencia, también espera que su mandato se recuerde por una revolución educativa en el Paraguay, con más inversión en tecnología y con una dignificación de los docentes, a través de capacitación, carrera laboral y jubilación digna.

Para costear las inversiones de su potencial Gobierno, Abdo Benítez se mostró partidario de ampliar la base contributiva y hacer que la gente pierda ese interés en evadir los impuestos porque es más barato pagar y ser formal.

De acuerdo al resultado de esa gestión, veremos si deberíamos o no debatir sobre una reforma tributaria y dentro de una reforma tributaria podemos ver lo que todos queremos, que el que gane más, pague más. Pero no quiero que Paraguay pierda esa ventaja competitiva que tiene este sábado, explicó, en alusión a la atractiva tasa impositiva que tiene el país para la inversión extranjera.

El candidato también cuenta con los posibles ingresos procedentes de la renegociación con Brasil del Tratado de Itaipú, prevista para 2023, y en el que espera defender y recuperar la soberanía nacional.

En lo referente a la formación de su futuro equipo de Gobierno, el senador adelantó que se rodeará de colaboradores que tengan carácter.

“No me va a importar de qué partido sean. No voy a discriminar, pero yo les quiero ver ahora con nosotros, no después de terminado el proceso electoral”, manifestó el candidato.

Su gabinete también estará integrado por una gran presencia de la mujer que genere equilibrio y no descartó legislación de discriminación positiva para aumentar la participación femenina en la esfera pública.

Sin embargo, el senador no percibe limitación de crecimiento en el liderazgo de la mujer y cree que su ausencia en el terreno político o empresarial se debe a que culturalmente se ‘autoalejó’ de la construcción de liderazgo.

El senador, hijo del secretario personal del dictador Alfredo Stroessner durante la dictadura (1954-1989), se mostró partidario de seguir asignando fondos para la exhumación de los restos de los desaparecidos durante ese régimen.

Si hay necesidad y si sigue habiendo víctimas, claro que sí. Si hay, vamos a seguir buscando a fondo. Sin problema, expresó.

Antes de comenzar la carrera oficial hacia la Presidencia, su labor ahora es unificar al Partido Colorado tras las primarias de hace una semana, en las que se impuso al exministro de Hacienda Santiago Peña, que estaba apoyado por el jefe del Ejecutivo, Horacio Cartes.

Abdo Benítez calculó que el diálogo interno para unificar a los dos movimientos colorados, Colorado Añetete, presidido por él, y Honor Colorado, el de Cartes, comenzará una vez pasadas las Navidades.

Su rival en las generales de 2018 será Efraín Alegre, presidente del Partido Liberal, el mayor de la oposición.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.