(Foto archivo)
COMPARTE

Esta mal llamada revolución es un error en nuestra historia que se ha mantenido gracias a la bonanza petrolera, que en lugar de promover una economía de progreso, desmantelaron instituciones y arrasaron con todo, expresó Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda.

Capriles, en su columna dominical, indicó que la corrupción en Venezuela no se restringe a un sólo tipo de prácticas, involucra una serie de formas y mecanismos. Y ahora pretenden profundizar los alcances de su nefasta política hambreadora a través de la fraudulenta Constituyente.

El líder opositor comentó que la corrupción supone un beneficio personal para quien la ejerce al momento de violar obligaciones que se derivan de un cargo y añadió que, a lo único que le ponen el ojo Nicolás Maduro y su camarilla es a cómo siguen llenando sus bolsillos a costa del pueblo venezolano.

El dirigente de Primero Justicia citó a la fiscal general Luisa Ortega Díaz, quien aseguró en existe un “mega guiso” con las cajas y bolsas con alimentos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) que supera los mil millones de dólares.

Capriles criticó que el guiso de los CLAP es millonario, mientras hay millones de venezolanos escarbando en la basura para echarle algo al estómago y Ortega Díaz señaló que Nicolás Maduro es presuntamente dueño de la empresa de los CLAP. “Esas joyitas de los CLAP reciben dólares preferenciales a 10 bolívares, venden con sobreprecio y con la complicidad del Gobierno”, dijo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.