Foto: AZ Central

Las Mayores

En su documental “Una Segunda Oportunidad”, el periodista venezolano Marcos Grunfeld ofrece un recuento de la improbable e impresionante trayectoria de su compatriota David Peralta en el béisbol profesional, desde su fracaso como pitcher de liga menor en el sistema de los Cardenales, su determinación de luchar para volver como jardinero/bateador en ligas independientes y hasta su firma de parte del escucha Chris Carminucci para los Diamondbacks.

El resto, como quien dice, es historia.

“He tratado de enseñárselo a todo el mundo para que lo usen de un poquito de motivación”, dijo acerca del documental Peralta, en el marco de los entrenamientos de los Diamondbacks en Salt River Fields. “Nunca hay que darse por vencido. Siempre cuando hay mucha disciplina, trabajo fuerte, dedicación, uno puede lograr lo que uno quiere, también con el apoyo de la familia.

“Yo he querido tratar de enviar este mensaje no tanto a las personas que ya estamos aquí en Grandes Ligas, sino a los de ligas menores, para que sigan trabajando fuerte”.

Trabajar fuerte es uno de los elementos cruciales que han propulsado a Peralta hasta la condición de pilar de la ofensiva de los Diamondbacks, que necesitarán más que nunca de la producción del jardinero ahora que el toletero J.D. Martínez firmó con los Medias Rojas.

Viniendo de jugar 140 partidos en el 2017, Peralta asegura que se encuentra en plena salud de cara a una temporada en la que se perfila como el jardinero izquierdo principal de Arizona. Llegando a su quinta temporada con el equipo grande de los Diamondbacks, Peralta es uno de los jugadores que más tiempo que lleva con la escuadra.

Aunque el valenciano de 30 años se ríe cuando se le describe como un “veterano”, sí toma en serio ese papel dentro del clubhouse de los desérticos.

“Tratando de aprender cada año, porque aquí se aprende algo todos los días”, dijo Peralta al tocar el tema. “Tratando de agarrar toda esa experiencia que hemos tenido para también ayudar, como hicieron conmigo cuando yo estuve de novato en el 2014. Me ayudaron mucho los veteranos que estaban en el equipo. Uno trata de hacer lo mismo también, ayudar a los muchachos nuevos, para que se sientan más cómodos. Nosotros tratamos de darles esa confianza y de enseñarles a hacer las cosas bien”.

¿Cuál puede ser el mensaje para esos jóvenes?

“No hay que cambiar”, expresó Peralta, quien batea de 6-3 con un doble, una base por bolas y una anotada en lo que va de la Liga del Cactus. “Siempre ser el mismo, siempre ser humilde y salir al campo a jugar el 100% todos los días”.

De manera sorpresiva, los Diamondbacks ganaron 93 juegos en el 2017, conquistando el primer Comodín de la Liga Nacional y derrotando a los Rockies para ganarse el derecho de medirse a los Dodgers en ronda divisional de los playoffs. Aunque Arizona fue barrido por Los Angeles y Martínez terminó en los predios de Boston este año, las expectativas en el desierto están por las nubes en torno a la venidera campaña-sobre todo con la adquisición desde Tampa Bay del guardabosque Steven Souza Jr., quien sustituirá a Martínez en el lineup.

“El equipo se ve contento, muy bien”, dijo Peralta, quien bateó .293/.352/.444 con 31 dobles, 14 jonrones y 57 empujadas en 577 visitas al plato en el 2017. “Todos estamos saludables. Vinimos a entrenar desde muy temprano y eso es una buena señal de que hay hambre para seguir jugando y tener otra buena temporada, mucho mejor de la que tuvimos el año pasado. Esos son los planes para este año”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.