Cola en el Ambulatorio Miguel Franco de Naguanagua. (Foto Dayrí Blanco)

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

A las 3:00 a.m. llegó el número uno de la cola al Ambulatorio Doctor Miguel Franco de Naguanagua. Tres horas después ya eran más de 200 en la fila. Todos están preocupados. Están con niños en brazos para tratar de completarles su esquema de vacunación contra la difteria y hacer lo mismo con ellos.

La imagen se repite en la red de salud pública de la entidad. Personal identificado con el uniforme de Insalud pide paciencia. “No podemos llegar a la histeria”. Pero nadie parece escuchar. Solo quieren que los inmunicen contra la enfermedad de la que hay más de 20 casos sospechosos en la Ciudad Hospitalaria doctor Enrique Tejera (CHET).

Los funcionarios salen del ambulatorio y toman fotos a la cola. “Lo hacemos para que en el ministerio vean la cantidad de personas y nos manden más dosis”, explicó uno de ellos visiblemente sorprendido por el número de pacientes en espera.

Una doctora rural, identificada como Tibisay, comunicó que no todos deben vacunarse. Explicó que la difteria tenía 24 años sin diagnosticarse en el país y que hay que mantener la calma. “Si quieren vengan en la tarde para darles orientación”. Todos gritaron “no”. Ellos solo quieren ser vacunados.

Desde el 10 de octubre se encendieron las alarmas en la CHET tras la muerte de una señora de 49 años con síntomas de la enfermedad. Solo se atienden estrictas emergencias y hay más de 20 pacientes en aislamiento por 12 días, mientras llegan los resultados de las muestras enviadas al Instituto Nacional de Higiene.

También se han reportado dos casos sospechosos en una clínica privada de Valencia que ya fueron trasladados a la CHET.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.