casos
(Foto: Prensa Gobernación de Carabobo)

Mientras la curva de contagios de COVID-19 continúa en ascenso en Carabobo, las pruebas de diagnóstico rápidas (PDR) se agotan. Cada vez son más los casos de carabobeños que se quedan sin acceso a este examen de descarte, a pesar de acudir a algún Centro de Diagnóstico Integral (CDI) presentando la sintomatología de la enfermedad.

Jesús Escalante padeció en carne propia la escasez de PDR en la región. “Decidí ir a un Centro de Diagnóstico Integral a realizarme las pruebas y detectar o descartar esta enfermedad en mi cuerpo y me conseguí con que no había pruebas”. Llevaba varios días con malestar general persistente, dolor en la  garganta, inflamación en las amígdalas y fiebre.

En total, fueron cuatro los CDI de la capital carabobeña a los que acudió la semana pasada, preocupado ante la posibilidad de estar contagiado: El Palotal, avenida La Ferias, centro de Valencia y La Trigaleña. Pero en cada uno la respuesta fue la misma, a pesar de la sintomatología que presentaba: “No hay pruebas rápidas”.

“Los doctores insistían en que no sabían cuándo les iban a llegar las pruebas en cada uno de esos CDI”, agregó. Ante ese panorama, decidió regresarse a su vivienda y cumplir con una cuarentena voluntaria, tratando de no tener contacto físico con otras personas, y siguiendo un tratamiento casero. “Estoy tomando tilo, acetaminofén y diclofenac potásico para tratar de tener mejoría”.

pruebas
Jesús Escalante. (Foto cortesía)

Se conoció que en otros centros de salud, como la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET), se repite la escasez de pruebas rápidas.

El doctor Jorge Pérez, miembro de la directiva de la ONG Médicos Unidos de Venezuela (MUV), capítulo Carabobo, alertó sobre la situación. “Las pruebas rápidas no se están realizando, ya que se están agotando. Vemos que muchos pacientes con sintomatología (de COVID-19) han acudido para realizarse dichas pruebas en los CDI y no las hay”.

PDR y PCR

Se desconoce cuántas pruebas han sido aplicadas desde julio hasta la fecha y cuántas hay disponibles en el estado, debido a la negativa por parte del gobierno regional de dar un balance con cifras actualizadas sobre el desarrollo de la pandemia y las medidas de prevención. El último fue el martes 30 de junio, ofrecido por el presidente de Insalud, Juan Carlos Yánez, en compañía de la epidemióloga regional, María Auxiliadora Rangel.

Durante los primeros 100 días de la cuarentena las autoridades sanitarias de la entidad carabobeña, la tercera región más poblada de Venezuela, aplicaron alrededor de 50 mil PDR, según ese último reporte. Esto representa 2% de la población total del estado, proyectada para 2020 en dos millones 566 mil 822 habitantes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los números son menos alentadores si se habla de los exámenes moleculares PCR, tomados a través de hisopado nasofaríngeo. En los primeros tres meses, Insalud realizó solo 653 pruebas de este tipo, lo que equivale a 0,02% de los carabobeños. Según la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI), las PCR son las únicas recomendadas para el despistaje, estudio de contactos asintomáticos y diagnóstico en casos sintomáticos.

En reiteradas ocasiones la SVI ha advertido que las PDR no sirven para el diagnóstico temprano de la COVID-19, ya que son pruebas indirectas serológicas (de sangre) que detectan la presencia de anticuerpos específicos y en los infectados por el nuevo coronavirus, esos anticuerpos tardan en aparecer entre una y dos semanas.

La SVI resaltó mediante una publicación en sus redes sociales la importancia de que en Venezuela se autorice a otros laboratorios para realizar PCR como único método diagnóstico recomendado para COVID-19 y dejen de usarse las PDR para despistaje o diagnóstico temprano o abordaje inicial, como lo viene haciendo el régimen madurista desde el primer caso.

“El llamado también es a que se descentralicen las pruebas de PCR y que se realicen en todos los estados para disminuir el tiempo de espera de los resultados y tomar las medidas necesarias para evitar la propagación de esta terrible enfermedad”, resaltó Pérez, quien además es obstetra ginecólogo.

pruebas
Doctor Jorge Pérez, vocero de MUV. (Foto cortesía)

Cifras en Carabobo

Datos del Ministerio de Salud revelan que Carabobo suma hasta la fecha al menos 406 casos positivos por COVID-19. De ese total, Nicolás Maduro especificó en horas de la noche del domingo 9 de agosto que 214 se encontraban todavía activos, 185 ya recuperados y siete fallecidos.

Sin embargo, según sus propios anuncios, el conteo de fallecidos en la entidad da ocho personas, no siete. El primer deceso por coronavirus fue anunciado el 3 de julio y el más reciente lo confirmó el 7 de agosto. Hay otros cuatro decesos verificados que todavía no han sido anunciados: se trata de tres médicos y un funcionario del Cuerpos de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

El vocero regional de Médicos Unidos de Venezuela confirmó este lunes 10 de agosto el fallecimiento de los tres trabajadores de la salud. “En Carabobo vemos con preocupación el aumento de casos de COVID-19, nuestros colegas ya empiezan a verse afectados. Tenemos tres con diagnóstico presuntivo de COVID-19 y estamos esperando la prueba confirmatoria que es el PCR, la cual se realiza en Caracas”.

Los médicos fallecidos son Henry Álvarez, Patricio Torres y Morela Martínez. “Es de destacar que en una situación de pandemia, donde hay un paciente que tenga antecedente epidemiológico, clínica de insuficiencia respiratoria y fallece en la espera del resultado de PCR, debemos pensar que es COVID-19”, sostuvo Pérez.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.