Es un compromiso forzoso hablar del Frente Amplio Carabobo. Mucho se ha dicho y escrito sobre el éxito del acto de instalación el sábado pasado, más la camaradería que allí se vivió. Por supuesto que ese feliz parto concluyó con el despertar del optimismo, estado psíquico indispensable para reiniciar una nueva etapa en la lucha contra el totalitarismo. Totalitarismo en una fase de extrema debilidad. De respiración silbante, situación esta que le hace ser bastante más agresivo, más carnicero, digámoslo así.

Luchar contra un gobierno sin principios, sin formación ideológica, sino con un interés totalmente dado a la riqueza repentina, acosta de lo que sea, siempre es una tarea embrollada. De un tiempo para acá el trabajo represivo que se resiste a hacer la Fuerza Armada Nacional ahora lo ejecutan las milicias y colectivos formados para hacer ese tipo de reprimenda en contra de ciudadanos y dirigentes de oposición.

Esta extensa introducción, quizás algo dispersa, es para  afirmar que lo más importante de ahora en adelante, una vez constituidos los Frentes Amplios en cada región del país, radica en comenzar a hacer oposición a los gobernadores y alcaldes socios beneficiarios del gobierno nacional.

En Carabobo no se observa una acción contundente que afronte los abusos. Primero fue con el gobernador Francisco Ameliach. Ahora en estos nuevos tiempos corresponden a Rafael Lacava y al alcalde Alejandro Marvez, se procede con la misma y extraña moderación.

El caso de la muerte de cerca de ochenta reclusos en el cuartel de policía de la Navas Spínola en la ciudad de Valencia, además de numerosos heridos, que conmovió a buena parte del planeta, tuvo una respuesta muy laxa con excepción de algunos diputados, Carlos Lozano, por ejemplo. Carabobo, como el resto del país es una región inhóspita que adolece de lo más elementales servicios. Por cierto, Valencia fue la primera ciudad de Venezuela y creo que de Latinoamérica que contó con electricidad, pues esta primigenia ciudad de salir de la oscurana, hoy vive en penumbras por culpa de la corrupta revolución bolivariana del siglo XXI.

Concluyo esta nota a la carrera, expresando que ayer martes el Frente Amplio de Carabobo se hizo presente para acompañar a los médicos, personal de enfermería, pacientes y familiares quienes protestaron por cruel trato en los hospitales carabobeños. A partir de ahora el FAC estará presente en todas las protestas de la sociedad civil que salga en busca de las reivindicaciones que le escamoteen lo que le corresponde…   [email protected]

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.