El cardenal Baltazar Porras. Foto CEV.

El cardenal Baltazar Porras, obispo de Mérida y administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, envió un mensaje de Navidad a los venezolanos para expresar su solidaridad a aquellos que sufren dentro y fuera del país por distintos motivos como la migración forzada, los presos políticos, enfermedades, entre otros.

En el escrito el prelado católico hace un llamado a quienes tienen la potestad de tomar decisiones, a que se puedan conceder medidas que favorezcan a las personas privadas de libertad por delitos de conciencia para que regresen a sus casas y pasen la Navidad en familia.

«Este sería un gesto de buena voluntad, de humanidad e, inclusive, de magnanimidad política, que mucho podría contribuir en aras de las tan necesitadas reconciliación y paz social».

Asegura que si la esperanza que los venezolanos guardan dentro de sí, no llega a materializarse en actos concretos de justicia, de solidaridad y atención a los más débiles, continuará prevaleciendo una lógica del descarte, y por ende, alcanzar un nuevo cielo y una nueva tierra tardará en llegar.

«Si la esperanza en Dios no cuenta con la buena voluntad de los hombres, no pueden germinar las semillas del Reino de justicia y paz», escribió.

El cardenal Baltazar Porras también encomendó al Niño Dios a todos los que viven en pobreza, desigualdad e injusticia, así como a quienes son responsables de la vida pública, de lo que es el fundamento de equidad y justicia para ayudar a tener una mejor ciudad y un mejor país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.