El cardenal Jorge Urosa Savino. (Foto Archivo)
COMPARTE
El cardenal Jorge Urosa Savino convocó a los venezolanos a ser promotores de la convivencia social, de la solidaridad y de la paz.
 
En un mensaje de confraternidad enviado este sábado 24, en ocasión de celebrarse el nacimiento del hijo de Dios, el príncipe púrpura del país expresó que la Navidad nos revela la inmensa misericordia de Dios le tiene a sus hijos de la  tierra.
 
Recordó en sus palabras que acabamos de celebrar el  Año de la Misericordia, y durante este tiempo, el Papa Francisco “nos conminó a sentir en nuestras vidas el toque de la misericordia de Dios, que nos perdona, que nos ayuda, que nos alienta y estimula a vivir una vida santa, libre del pecado y de la maldad.  Dios ha sido misericordioso con nosotros: su hijo único se hizo hombre y nació en Belén para salvarnos”.
 
Destacó el prelado que el mismo Jesús nos invita a que seamos “misericordiosos como el Padre, y esto implica compartir nuestros bienes con los necesitados, auxiliar a los menesterosos, ayudar a los que sufre y lloran. Por eso hemos de practicar las obras de misericordia, tanto corporales como espirituales”.
 
Igualmente recalcó que para ser misericordiosos estamos obligados a dejar a un lado cualquier tipo de violencia. “Cada uno está llamado a controlar su carácter, a practicar y promover la tolerancia, el respeto a los demás, el perdón, el rechazo al odio y al rencor”. Insistió en decir que Para ser misericordiosos  estamos llamados a ser amables y generosos,  a promover y defender la persona y la vida humana, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural; a defender los derechos humanos que a todos nos pertenecen y que están consagrados en la Constitución.
 
Lamentó profundamente el Arzobispo de Caracas que la violencia se siga extendiendo entre nosotros, la cual se manifiesta en una delincuencia agresiva, asesina, cruel, que a su juicio, “debe ser reprimida por el Gobierno, pero siempre dentro de la Constitución y las leyes, sin incurrir en abusos graves contra los derechos humanos, como la reciente masacre de Barlovento.
 
En su mensaje, oró por Venezuela, para que todos los ciudadanos resolvamos nuestros conflictos de manera pacífica.
  
Finalmente, envió su bendición episcopal a todos los habitantes de Caracas, especialmente a los más pobres, a los  presos y los enfermos, a quienes sufren un duelo reciente, a quienes se sienten solos y afligidos. “¡Dios es amor!  Jesús es   el Emmanuel, Dios con nosotros. Que El derrame con creces su gracia y felicidad sobre Ustedes en esta Navidad y les conceda  un año 2017 lleno de bendiciones celestiales, de alegría y de  paz”.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.