Foto: Cortesía
COMPARTE

El cardenal Jorge Urosa savino condenó la muerte de más de 90 personas en las protestas ocurridas en el país contra el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro. Rechazó el uso de armas de fuego para controlar las manifestaciones. La situación es sumamente grave: “se podría hablar de una guerra del Gobierno contra el pueblo”, afirmó.

Urosa rechazó la acciones violentas tanto por los cuerpos de seguridad del Estado como por grupos paramilitares en contra de los manifestantes, que a lo largo de tres meses han causado más de 90 personas fallecidas en Venezuela.

También les envió un mensaje a las familias que han perdido a sus hijos, mayormente jóvenes, en las manifestaciones. Expresó su solidaridad, su pésame y cercanía. “Les invitó a no dejarse llevar por el rencor ni por el odio, sino más bien pedirle a Dios esperanza y consuelo porque Jesucristo nos llama a participar para siempre de la vida eterna”.

APOYO A LA FISCAL

Al ser consultado en torno a las acciones legales emprendidas por la fiscal general Luisa Ortega Díaz, en contra de algunos altos funcionarios del Gobierno e instancias del poder en Venezuela, el cardenal le expresó su apoyo por considerar que ha asumido una posición democrática y apegada a sus funciones, denunciando toda una serie de abusos y es preciso que tales abusos cesen, afirmó Urosa Savino.

EL GOBIERNO DEBE GARANTIZAR LA COMIDA

Respecto a la situación de los alimentos y medicamentos, hizo un llamado al Gobierno para que la resuelva porque las familias no tienen como hacerlo. Precisó que el Gobierno está en mora con la población y no ha cumplido con su obligación de garantizar la seguridad alimentaria a los venezolanos.

“Todo quieren resolverlo con la importación cuando nosotros tenemos una naturaleza verdaderamente generosa. Aquí, en Venezuela, no haría falta que nosotros tendríamos que estar importando nada. Es el Gobierno el que tiene que resolver esta situación terrible y dramática de hambre, de carestía cada vez mayor”, detalló el cardenal.

Jorge Urosa Savino subrayó que este 29 de junio se recordó “la santa muerte del doctor José Gregorio Hernández, ese venezolano insigne, ese ejemplo de vida cristiana, ese médico de los pobres, venerable en la Iglesia, porque se le reconocen sus virtudes heroicas, y por supuesto, le pedimos mucho a Dios que podamos alcanzar el milagro que necesitamos para que se decrete su beatificación”.

Con información de Globovisión




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.