(Foto cortesia)
COMPARTE

La espera parecía eterna, pero este viernes tras 22 días incomunicado en la cárcel militar de Ramo Verde, Carlos Graffe y su familia lograron reencontrarse. La visita finalmente les fue permitida por las autoridades del recinto.

El dirigente carabobeño fue detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) el pasado 13 de julio y dos días después fue privado de libertad por un tribunal militar. Lo imputaron por la presunta comisión de delitos de orden militar.

El 16 de julio en la noche fue trasladado a Ramo Verde, y desde ese día su familia no lo veía. Oswaldo Graffe, padre del dirigente de Voluntad Popular, manifestó este viernes su alegría al ver a su muchacho. “¡¡¡Por fin!!! Hoy logramos ver a nuestro hijo Carlos Graffe después de 22 días incomunicado”, escribió en Twitter.

Oswaldo Graffe informó que su hijo está fuerte, sereno y más convencido que nunca que este es un paso más hacia la libertad de Venezuela. Pero resaltó que la complicación renal del dirigente está presente y les preocupa su salud. “Debe tener cuidados necesarios y evitar mayores riesgos”, detalló.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.