Familiares de Carlos "Pancho" Ramírez aseguran que desde el 15 de mayo no saben dónde está ni en qué condiciones se encuentra. (Cortesía)
COMPARTE

 

Carlos Ramírez padre, asegura que su hijo “no está detenido sino secuestrado”. Carlos Ramírez Alfredo “Pancho”, fue detenido por funcionarios de la GNB en Mérida, el pasado 15 de mayo, en la avenida Las Américas a la altura del centro comercial Yuan Lin, cuando llegaba para participar en El Plantón convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Ramírez asegura que a su hijo lo están golpeando y maltratando. “Ellos lo señalan como culpable de los crímenes en Mérida”. “Sí creo en la justicia pero no creo ni en el Gobernador ni en la Juez que dice que no saben dónde está Pancho”. “Señor gobernador, los crímenes de lesa humanidad no prescriben. Están enfrentando a un pueblo que abrió los ojos”, son algunos de los mensajes publicados por el padre del joven universitario en Twitter.

Carlos Ramírez: “Les informo que mi hijo no está detenido está secuestrado desde hace 16 días”. “Defensor @TarekWiliamSaab, nuestro compañero @RamirezPancho13, tiene 16 días secuestrado por efectivos militares!”. #LiberenAPancho

El 26 de mayo el portal Analítica publicó una entrevista de la madre de Carlos Alfredo,  Alis Flores, de 50 años de edad, comerciante y oriunda de El Vigía, municipio Alberto Adriani del estado Mérida, donde reside con su familia. Ella piensa que la detención de su hijo es un golpe muy fuerte para ella y toda su familia.

Cuando Carlos tenía 12 días privado de su libertad, Alis no lo ha visto y no sabe de su paradero, ni siquiera sabe si ya estaba en una cárcel.

Recuerda que el último día que lo vio, lo abrazó y lo bendijo fue el miércoles 10 de mayo cuando estuvo en la ciudad de Mérida haciendo unas diligencias.

Manifestaciones de solidaridad

Autoridades universitarias y dirigentes de los diferentes movimientos estudiantiles que hacen vida en la Universidad de Los Andes se prenunciaron en torno a la detención del líder estudiantil Carlos Ramírez, conocido como Pancho en la dirigencia universitaria, por parte de funcionarios de la Guardia Nacional.

Los ulandinos calificaron la detención como un “secuestro por parte de la dictadura de Nicolás Maduro” por cuanto no saben nada del estudiante desde el mismo momento en que fue detenido cuando participaba en la protesta de calle en Mérida.

Testigos aseguran que Carlos Alfredo fue acorralado por 6 uniformados en motos, quienes de forma arbitraria y violenta lo apresaron y se lo llevaron.

Una de las voces que se alzó para exigir libertad para Carlos Ramírez fue la de Liliana Hernández, ex presidenta de la FCU-ULA, quien manifestó su preocupación por la detención del dirigente estudiantil, y emplazó a la GNB a que utilicen el mismo mecanismo de aprensión “con los grupos armados que arremeten contra los merideños con armas que les da el Gobernador del estado para salir a matar y amedrentar a quienes exigen libertad y democracia en el país”.

El rector de la ULA, Mario Bonucci aseguró que Carlos Ramírez es estudiante de derecho  y no un terrorista. “Ni deben referirse a él como alias “el Pancho” pues no es ningún delincuente, es simplemente uno de los miles y miles de jóvenes que sueñan con tener un futuro mejor en un país libre, que les brinde las oportunidades suficientes para desarrollarse académica, profesional y humanamente. El sueño de Carlos es el sueño de los venezolanos”, destacó.

Ellos aseguran no saber dónde lo tienen recluido o si fue trasladado a la ciudad de Caracas para ser investigado por actos de terrorismo además de los homicidios ocurridos en la entidad, en el marco de las manifestaciones de calle; esto de acuerdo a lo informado por Alexis Ramírez, gobernador del estado Mérida a través de la red social Twitter.

Gaby Arellano, diputada a la Asamblea Nacional por la MUD, también denunció el hecho, así como vecinos del sector donde vive Carlos Ramírez, quienes confirmaron la detención del dirigente del Movimiento 13, integrado por estudiantes, trabajadores, profesores y egresados de la ULA.

Ese día en Mérida se realizó El Plantón nacional, donde fue detenido Carlos Ramírez, dejando además de aproximadamente 75 heridos en los enfrentamientos entre la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y los manifestantes Mérida (municipio Libertador), El Vigía (municipio Alberto Adriani), Ejido (municipio Campo Elías), Tovar (municipio Tovar), Santa Cruz de Mora (municipio Antonio Pinto Salinas) y jurisdicciones del páramo merideño.

Organizaciones de Derechos Humanos en Mérida informaron que cerca de 63 personas fueron heridas en las ciudades de Mérida y Ejido.

La Asociación Civil para la Promoción, Educación y Defensa de los Derechos Humanos (Promedehum), señaló que de los 63 heridos, en su gran mayoría por impactos de bombas lacrimógenas y los gases que emanan, 11 personas resultaron heridas por impactos de bala, dos de ellas en la zona de El Páramo.

En las localidades de El Vigía, Tovar y Santa Cruz de Mora, la cifra de heridos en los enfrentamientos es de aproximadamente 12 personas, según vecinos de la zona.

Decenas de vecinos de zonas residenciales también fueron afectados por los gases lacrimógenos, luego de que efectivos de la GNB lanzara al interior de las casas y edificios bombas lacrimógenas.

Relacionan a estudiante con banda delictiva

El martes 16, el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, declaró que Carlos Ramírez fue procesado como posible involucrado en los asesinatos de los tres fallecidos en Mérida en las protestas registradas desde el mes de abril.

El ministro destacó que a Carlos Ramírez, “alias Pancho”, le fue retenido morteros y armas de fabricación artesanal al momento de su detención”.

Reverol informó del asesinato el pasado 10 de mayo de Javier Alexander Sandoval, alias “El Curry”, de 19 años de edad, integrante de la banda El Pedroso que se dedica a la venta de droga, robo, secuestro y sicariato.

El ministro dijo que “El Curry” junto a alias “El Ruso”, fueron los autores materiales del asesinato de Jesús Leonardo Sulbarán, trabajador de la Gobernación de Mérida, el 24 de abril en el viaducto Campo Elías de la ciudad tras las protestas registradas, así como de la muerte de Luis Alberto Márquez, obrero de la ULA quien murió el 25 de abril en el Hospital Universitario de Los Andes (HULA) y de Anderson Dugarte, quien falleció el 10 de mayo en el mismo centro asistencial, luego de ser herido en la cabeza el 8 de mayo en manifestaciones de la oposición.

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, también relacionó al estudiante de la ULA, Carlos Ramírez, con “El Curry” y señaló que tras una publicación en las redes sociales se evidencia “la estrecha amistad que hay entre El Curry, fallecido, con Carlos Ramírez”, de quien también dijo es militante del partido Voluntad Popular. (Fuente: El Universal)

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.