COMPARTE

El cerebro es un órgano que, como otras partes del cuerpo humano, debe ser cuidado y entrenado. Dado que funciona con energía bioquímica, algunos estudios científicos han determinado que el estilo de vida que llevan las personas es un factor determinante en cuán saludable será la “materia gris” a lo largo de su existencia.

Porque con dificultades, y hasta tristezas, el ser humano tiene la oportunidad de ser feliz, según diversos estudios.

En tan solo kilo y medio se concentra un órgano físico y espiritual, que se puede comenzar a cuidar tomando en cuenta 15 tips básicos relacionados con actividades comunes del ser humano.

Como primera medida, nutrirse de manera adecuada, evitar el consumo excesivo de proteína animal e ingerir grasas buenas y carbohidratos. Esto ayuda a dotar el cerebro de glucosa y oxígeno.

Consumir vegetales, una porción de chocolate oscuro (40 gramos), una copa de vino tinto y monitorear la ingesta de vitaminas también es de gran ayuda.

Si bien éste grupo de elementos es primordial, no menos lo es fomentar el amor y las relaciones sociales. No podemos tener un cerebro en ayunas. Debemos estar activos física, social y espiritualmente, para garantizar una buena vida.

La dieta mental también debe comprender distintas actividades como caminar, tomar clases de baile, leer o escuchar música, ya que se ejercita el cuerpo y se estimulan las neuronas.

Para tomar en cuenta

El ejercicio tiene un impacto beneficioso en el cerebro porque permite que se libere el factor de crecimiento nervioso.

Este componente actúa como un abono para formar nuevas neuronas y cuidar las existentes.

Incluir una rutina de ejercicios, de acuerdo con la edad de la persona, garantiza que el coctel químico del cerebro compuesto por neurotransmisores se agite constantemente”.

A partir de los 30 años de edad, el cerebro alcanza su madurez y empieza a perder alrededor de 100.000 neuronas diarias.

Aunque este proceso natural es irreversible, existen múltiples opciones para ayudar a mantenerlo sano el mayor tiempo posible.

Realizar ejercicios mentales todos los días que obliguen a este órgano a retener nuevos datos, por ejemplo con juegos de agilidad mental, como los crucigramas; evitar el estrés crónico y el consumo de cigarrillos, dormir durante ocho horas continuas para que el cerebro borre toda la información innecesaria y repare los tejidos dañados, disfrutar de las pequeñas cosas y evitar los apagones emocionales”.

El secreto de todo está en tener buenos vínculos sociales y en cultivar una actitud positiva ante la vida. Nada de esto está en una pastilla, debemos tomar medidas en lo personal.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.