Jesús Aguilar es una de las bujías de los Cerveceros. / Foto: Referencial.

Los Cachorros de Chicago y los Cerveceros de Milwaukee se impusieron este domingo en sus respectivos encuentros finales de la temporada regular de 2018 y encendieron así la División Central de la Liga Nacional al forzar un partido de desempate entre ambos este lunes.

El inicialista Anthony Rizzo terminó con cuatro hits y tres anotadas, para que los Cachorros oligaran a un juego de desempate contra los Cerveceros para definir el título de la División Central del ‘Viejo Circuito’, al derrotar a los Cardenales 10×5.

Chicago recibe ahora a Milwaukee este lunes por la tarde y los Rockies de Colorado visitan a los Dodgers de Los Angeles, en un par de juegos de desempate el mismo día por primera vez.

El ganador en el Wrigley Field de Chicago obtiene un lugar en la serie divisional y la ventaja de local durante los playoffs de la Liga Nacional.

En tanto, el perdedor volverá a jugar el martes por la noche en el partido de comodín de la Nacional.

St. Louis (88-74) estaba en la lucha por entrar en la última semana de la temporada, pero fue barrido por Milwaukee antes de caer dos de tres contra Chicago.

St. Louis se perdió los playoffs por tercer año consecutivo por primera vez desde que quedó 75-86 en 1999.

La única otra ocasión en que Chicago comenzó el último día de la temporada regular empatando por el liderato en su división o liga fue en 1908, cuando derrotó a Christy Mathewson y los entonces Gigantes de Nueva York en el Polo Grounds por el banderín de la Nacional.

Los Cachorros luego ganaron su segundo título consecutivo de la Serie Mundial antes de soportar una sequía de campeonato que pasó más de un siglo antes de que lo ganaran nuevamente en 2016 frente a los Indios de Cleveland.

– Cerveceros a partido crucial –

En Milwaukee, los Cerveceros embriagaron a los Tigres con una blanqueada de 11×0, gracias a excelente pitcheo del cubano Gío González y jonrones de Travis Shaw y el venezolano Jesús Aguilar.

Los Cerveceros ganaron su séptimo juego consecutivo pese a que su estelar toletero Christian Yelich, quien coqueteó hasta el último día con la ‘Triple Corona’ (promedio, jonrones e impulsadas) se fue en blanco de 2-0 con dos boletos y terminó así una racha de diez juegos seguidos bateando de hit.

Yelich, un fuerte candidato para el premio de MVP (Jugador Más Valioso) en la Liga Nacional, aseguró el título de bateo por primera vez por los Cerveceros al teminar con .323 de promedio.

El estelar jugador también concluyó con 109 impulsadas, empatado con el boricua-cubano Nolan Arenado (Colorado) y dos detrás del líder de los Cachorros, el boricua Javier Báez.

Los 36 jonrones de Yelich están empatados con Trevor Story de Colorado y Matt Carpenter de St. Louis, uno detrás de Arenado.

Los desempates se consideran el juego número 163 de la temporada regular, lo que significa que las estadísticas de Yelich -y las de Arenado y Baez- del partido del lunes contarán para los totales.

El último jugador de la Liga Nacional que ganó la Triple Corona fue Joe Medwick en 1937 para los Cardenales y en la Americana el venezolano Miguel Cabrera en 2012 con los Tigres de Detroit.

– Jornada del adiós –

La jornada dominical, última de la temporada 2018 de las Grandes Ligas, fue de despedidas como las de Adam Jones (Orioles), el dominicano Adrián Beltré (Rangers) y Joe Mauer (Mellizos).

En Baltimore había mucha angustia en cuanto al destino de Jones, quien jugó toda su carrera con los Orioles.

Los Orioles cerraron una temporada difícil con un saludo a Jones y una victoria por 4×0 sobre los Astros.

En Minneápolis, Mauer recibió un lanzamiento más como receptor de los Mellizos y probablemente se despidió de su franquicia durante una emocionante victoria de 5×4 sobre los Medias Blancas.

Mauer, de 35 años, estaba jugando el último partido de un contrato de ocho temporadas y 184 millones de dólares.

El Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2009 hizo una aparición sorpresa detrás del plato en la novena entrada, posición que hacía mucho no jugaba.

Mauer es tres veces campeón de bateo de la Liga Americana y seis veces All-Star en más de 15 temporadas en Grandes Ligas, todos con Minnesota.

En Seattle, el dominicano Beltré no estaba listo para decir que el domingo era el último juego de su carrera.

Pero parece que sí pues señaló que “quería asegurarme de disfrutarlo, hacer lo que haces y, si esto es así, esto es”. “Simplemente no era algo que podía decir que estaba definido, ‘Este fue mi último juego o mi último out, último roletazo, último golpe’. Podría ser”.

El día fue eclipsado con preguntas sobre si Beltre se retirará después de 21 temporadas.

Sin dudas el centro fue Beltré, quien ha tenido una carrera que seguramente lo llevará al Salón de la Fama.

El sábado le había tocado el turno al capitán del equipo de los Mets de Nueva York, David Wright al final de un partido que duró 13 innings.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.